Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Armada de México refuerza su despliegue para combatir los piratas en la Sonda de Campeche

Lo que al inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador era la Operación Sonda, se convirtió en el último mes en la Operación Refuerzo Sonda, diseñada para responder a la creciente actividad de bandas de piratas que operan en la Sonda de Campeche, atacando buques y plataformas petroleras.

Como se anticipó el 24 de abril, la Marina-Armada de México ha incrementado el  despliegue de infantes de Marina, unidades de superficie, terrestres y aeronavales para frenar la creciente actividad de grupos delictivos dedicados a actos de piratería en la Sonda de Campeche, donde se concentra la explotación petrolera del país.

Para detener esta situación, la Armada ha enviado a un contingente de al menos 512 elementos -entre Infantes de Marina, pilotos y personal de unidades de superficie­- para reforzar su presencia en una zona en la que ha habido 335 actos de piratería en los últimos dos años sin producirse ninguna detención.

La Operación Sonda contaba hasta hace dos meses con 314 elementos, 7 buques, 3 aeronaves y el apoyo de 10 drones para darle vigilancia estratégica a la zona. Ahora, la  Operación Refuerzo Sonda, puesta en marcha hace unas semanas,  suma a 512 elementos enfocados exclusivamente en combatir el fenómeno de la piratería en altamar, con un estado de fuerza de 15 unidades de superficie (buques y patrullas), 24 embarcaciones menores, tres de capitanía de puerto, cinco aeronaves (una de ala fija y cuatro helicópteros), 23 vehículos, 315 elementos navales dotando esas unidades y 197 infantes de Marina. Su actuación abarca la línea costera, la mar y la parte fluvial del área, bajo una estrategia planificada.

La Marina ha informado que mantiene su presencia en la Sonda de Campeche, en donde se han inspeccionado 515 embarcaciones, 651 vehículos, 68 buques y 2.734 personas; obteniendo como resultado el aseguramiento de tres buques, una embarcación, 13 personas, además de la conducción a puerto de 34 embarcaciones por diversas faltas administrativas.

En octubre de 2019, al presentar su primer informe sobre seguridad y acciones contra el crimen organizado, el gobierno federal detalló que en la Sonda de Campeche las fuerzas armadas vigilan una infraestructura integrada por 43 plataformas tripuladas, 200 plataformas satélite, 17 mil trabajadores, 300 buques civiles y una flota de 18 helicópteros civiles.

La vigilancia marítima estaba integrada por una Patrulla Oceánica (PO), una Patrulla Costera (PC), dos Patrullas Interceptoras (PI) y embarcaciones tipo Defender y Protector. Los medios para la vigilancia terrestre comprendían el despliegue de 543 Infantes de Marina desplegados en la Planta de Nitrógeno de Cantarell, así como el uso de una red de vigilancia electrónica de cámaras Toplite, Sistemas Stalker, Sistemas de Radares y un sistema de Vigilancia Marítima de Largo Alcance (SIVMARLA) con cámaras FLIR.

A esto se suman tres aeronaves: una Patrulla Aérea Marítima (PAM), un helicóptero embarcado y un Vehículo Aéreo No Tripulado (VANT).

Los datos más recientes sobre la vigilancia estratégica en la Sonda de Campeche son del de junio pasado, y muestran un despliegue naval de 1.064 elementos en el estado de Campeche con  4 patrullas costeras, 7 patrullas interceptoras y 4 helicópteros Mi-17, entre otros medios.

La puesta en marcha de la Operación Refuerzo Sonda fue anunciada como respuesta a las quejas y denuncias del sector naviero mexicano, de empresarios y de agrupaciones de marinos mercantes por los asaltos ocurridos desde principio del año y en los que hube hechos de violencia y ningún responsable detenido.

La Marina de México reaccionó a las demandas de una parte del sector náutico e incrementó la vigilancia y despliegue de fuerzas para hacerle frente a las bandas de piratas que ha vuelto a atascar a buques y plataformas petroleras en la Sonda de Campeche.

Los reclamos de empresas navieras y de la paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX) por el regreso de bandas de asaltantes que operan con total impunidad en las aguas del Golfo de México, tuvieron eco hace unas semanas en la Secretaría de Marina (SEMAR), en donde su titular, el almirante José Rafael Ojeda Durán reconoció la situación, pero advirtió también que había corrupción y posible involucramiento de empresarios en los robos, tema sobre el que no dio más detalles.

Durante la conferencia mañanera del 24 de abril, el secretario de Marina. Almirante Rafael Ojeda Durán, se refirió al tema de la actividad de asaltantes en la Sonda de Campeche, en donde días antes habían ocurrido varios hechos violentos en buques y en una plataforma.

Ese fue el día en que el almirante secretario aseguró que algunos empresarios navieros podrían estar coludidos con las bandas de piratas. Luego propuso un encuentro con los afectados y quejosos para llegar a acuerdos y avanzar en la solución al problema.

Pasaron las semanas y el secretario de Marina no volvió a abordar ese tema en particular tras haberse reunido con empresarios náuticos afectados. La secretaría aseguró que ha habido participación de todo el sector marítimo, en el sentido de cooperación y colaboración para mantener la seguridad en el área, “en la cual, resalta que desde el 15 de mayo pasado se redujeron a cero los eventos de robo y a la fecha no se cuenta con alguna denuncia o reporte de algún incidente en el área”. (Jorge Alejandro Medellín)

Fotografías: Operativo militar en la Sonda de Campeche (Fotos SEMAR) 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.