Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Crimea 1854-1856 El 1º Regimiento de Zuavos

AI declarar Francia las hostilidades a Rusia y formarse l‘Armée d’Orient, los tres regimientos de Zuavos, que ya han recibido su bautismo de fuego en numerosas operaciones en Argelia, contribuyen al cuerpo expedicionario con dos batallones de a ocho compañías cada uno, es decir, unos 2.000 hombres por regimiento, mandados por sus respectivos coroneles.

El Primer Regimiento de Zuavos es asignado a Ia Primera División (General Canrobert); el 2º de Zuavos a Ia Tercera División (Príncipe Napoleón) y el 3º de Zuavos a Ia Segunda División (General Bosquet).

Las figuras de esta lámina lucen uno de los uniformes más característicos de su tiempo, mil veces reproducido por su vistosidad e imitado por Ejércitos de todo el mundo, desde el británico al pontificio, desde el carlista al confederado. El traje a la turca pretendía vestir a los soldados indígenas de una manera que les resultara familiar y cómoda; sin embargo cuando los Zuavos se europeizaron fue conservado, tanto por su vistosidad y peculiaridad —un factor muy importante para el esprit de corps— como por su adaptación a Ias funciones de tropas ligeras asignadas a los Zuavos. Este uniforme varió muy poco, entre Ia creación del cuerpo y 1914, e incluso se conservó después de Ia Primera Guerra Mundial para ciertos actos; en los años 60 todavía se podía ver en alguna banda de música. La extraordinaria longevidad del uniforme contrasta con Ia poca reglamentación escrita. El único texto de todo el Il Imperio es el Reglamento de 25 de mayo de 1853, por otra parte muy sucinto.

Como puede verse en nuestra lámina, el uniforme está compuesto por una chaquetilla corta azul de estilo árabe, adornada por galón rojo. Este forma un falso bolsillo en Ia parte delantera, llamado tombeau, que supone la única diferenciación entre los tres regimientos; el Primero tiene los tombeaux rojos, el 2 blancos y el 3 amarillos. Bajo Ia chaquetilla va el chaleco o sedria, que no se abre por delante, sino por el lado izquierdo. Los pantalones árabes o sarouels rojos llevan dos pespuntes laterales y un nudo húngaro alrededor del bolsillo, en cordoncillo azul oscuro, como puede advertirse en la figura del sargento. Se ciñen a Ia cintura mediante una faja de lana celeste de unos 40 cm. de ancho y 4,80 m. de largo. Las pantorrillas van protegidas por unas polainas de cuero claro, llamadas jambieres, similares a Ias de los Cazadores, bajo Ias que aparecen unos botines blancos. El gorro es Ia famosa chechia y constituye, junto con el paquetage o equipo de marcha, el único elemento de diferencia entre el uniforme de campaña y el de parada, pues en este último se usaba, sobre Ia chechia, un turbante de algodón verde—en Argelia, sin embargo, era habitual conservar el turbante en campaña—. En 1868 el turbante verde daría paso a uno de color blanco. Como prenda de abrigo los Zuavos usaban el llamado caban à capuchon, una capa corta con capucha en paño de color gris azulado (gris de fer bleuté). Aquí no lo llevan puesto, sino que aumenta el voluminoso paquetage que cargan a Ia espalda, típico de los cuerpos norteafricanos, que incluye hasta un palo para la tienda de campaña; a partir de 1858 dicho palo será desmontable en dos segmentos, con lo que cambiará el peculiar perfil que hemos reflejado en esta lámina.

EI armamento consiste en el fusil rayé à tige, un arma de percusión con cañón rayado que precisamente fue entregada al Primero de Zuavos de forma experimental en marzo de 1853, según un informe del capitán Lecoevre. En 1857 cambiarían dicho fusil por Ia carabina de Cazadores, más apropiada a su función de tropas de élite. Muchos suboficiales y cornetas utilizaban ya este arma antes de que se declarase reglamentaria, aunque el sargento de nuestra lámina lleva el mismo fusil que Ia tropa. La bayoneta es del modelo 1822; suboficiales y cornetas llevan además el briquet o sable de Infantería modelo 1831, familiarmente apodado coupe-choux (corta-coles). Oficialmente los Zuavos iban equipados en Crimea con Ia cartuchera de Cazadores, colocada a Ia espalda como puede apreciarse en Ia figura del sargento. Sin embargo en esta lámina los hemos representado llevando también, como refuerzo de parque, Ia llamada cartouchière africaine, una carcerina o cartuchera ventral típica de Ias unidades coloniales francesas.

EI oficial de Ia línea superior aparece en el uniforme llamado petite tenue d’Afrique, propio de los Zuavos pero que sería imitadísimo por los oficiales de otros cuerpos. Es el uniforme comúnmente usado en campaña y lo más característico del mismo es Ia guerrera de amplios faldones plisados, con nudos húngaros bordados en oro en Ias mangas, que indican el grado. La guerrera de grande tenue carece de esos adornos, y lleva en cambio charreteras doradas. Aunque no reglamentaria, Ia faja de tropa era habitualmente usada por los oficiales en petite tenue d’Afrique, bien sobre Ia guerrera o sobre el chaleco, cuando Ia guerrera iba desabotonada. Aunque no se aprecie en el dibujo, el chaleco deja asomar el cuello de Ia camisa blanca y Ia corbata de lazo de seda negra. Sobre Ia faja va el cinturón de diario, diferente del de gala que va recubierto de galán dorado. Los medallones del cierre llevan grabada una Z. El quepis rojo, con banda azul oscura, es del modelo de Infantería 1852. En los otros cuerpos el quepis o bonet de police es una prenda de cuartel o campaña, pero los oficiales de Zuavos Ia llevan incluso en traje de gala, según Ia moda africana. Los soutaches dorados sirven para indicar el grado. El arma es el sable de Infantería modelo 1821, modificado para que lleve dos agarraderas.

En Ia línea inferior, reponiendo fuerzas gracias a Ia solicitud de Ia cantinera, aparece un miembro del estado mayor regimental, quizá un adjudant-chef, en una indumentaria algo pasada de moda. Efectivamente, los oficiales llevaron Ia chechia solamente hasta 1847, aunque este veterano parece haber preferido usar el viejo gorro cuartelero para Ias vicisitudes del largo viaje por mar. Junto a Ia chechia lleva otra típica prenda de cuartel africana, el caban, muy de moda desde finales de los años 30. Las cantineras, de Ias que había tres por regimiento, acompañaron a los Zuavos a Crimea y algunas dieron pruebas de auténtico valor frente al enemigo. Las fotografías de Ia época muestran cantineras de Zuavos vestidas con el uniforme más sencillo de Ias de Infantería de Línea, complementado, eso sí, por Ia chechia. Sin embargo hemos preferido representar a nuestra cantinera con el uniforme reglamentario —aunque en realidad no existiera reglamento al respecto— tal y como es costumbre en los pliegos de recortables alsacianos de Ia época.

Texto: Luis Reyes

Lámina: Dionisio A. Cueto


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.