Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

“La degradación en la situación en el Sahel pudiera hacer recomendable la implicación con Unidades de Operaciones Especiales”

A pocas semanas, el próximo 21 de junio, de que se produzca el cambio al frente del Mando Conjunto de Operaciones Especiales (MCOE), conversamos largo y tendido con el todavía Comandante Jefe del MCOE, general de división Jaime Íñiguez Andrade, quien ha liderado con éxito el proceso de creación, constitución y consolidación del Mando.

Fue nombrado a finales de 2014 para impulsar la creación y consolidación del MCOE. ¿Qué objetivos había entonces y qué ha llevado a cabo en estos años?

Cuando se creó el MCOE teníamos tres grandes objetivos: el primero era el establecimiento del MCOE, lo que, en términos militares, llamamos alcanzar la Capacidad Operativa Plena (FOC), paso necesario para alcanzar un segundo objetivo, que era asumir el compromiso de liderar el Mando Componente de Operaciones Especiales de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (SOCC NRF) en 2018, compromiso adquirido por el JEMAD antes de la creación del MCOE. El tercer objetivo era el de ser útil a las Unidades de Operaciones Especiales (UOE). Los dos primeros se pueden considerar conseguidos. El MCOE ha alcanzado su FOC, aunque siempre habrá posibilidades de mejora, y el compromiso SOCC NRF se superó y con nota, pues la OTAN reconoció que había sido el más robusto y equilibrado de toda la serie NRF. En cuanto al tercero, no tiene un final concreto. Es uno de los compromisos permanentes del MCOE, probablemente el mayor. Siendo útiles a las UOE, seremos útiles a las Fuerzas Armadas, a España, en definitiva. Y ser útil a las UOE no es sólo contribuir a la consecución de una mayor interoperabilidad entre ellas y con las de las naciones con las que operamos, o conseguir las mejores oportunidades de adiestramiento y equipamiento. Es también explicar a quien corresponda cual es el mejor empleo de estas unidades, su potencial, para colaborar con la consecución de los objetivos estratégicos de España.

¿Qué esfuerzos se han tenido que realizar para lograr la Capacidad Operativa Plena del MCOE y qué supone ese hecho?

Declarar la capacidad operativa plena de cualquier organismo significa, por decirlo con pocas palabras, que puede cumplir sus cometidos sin limitaciones, es decir, que tiene el personal correspondiente, el cual está instruido en sus puestos de trabajo y opera como un equipo, que tiene los medios de mando y control adecuados, las instalaciones completas, que ya ha realizado algún ejercicio en el que ha podido ser evaluado. Tuvimos que progresar muy rápido pues, como decía antes, alcanzar la FOC era un paso necesario para asumir el compromiso del SOCC NRF 2018 y cuando se corre hay más probabilidades de tropezar que cuando se anda, pero no teníamos otra opción y, sinceramente, no creo que hayamos tenido tropezones significativos o que nos hayan retardado.

Seguro que para ello ha sido importante el trabajo de la organización bajo su Mando ¿Qué nos puede explicar de sus efectivos?

El MCOE consiguió alcanzar la Capacidad Operativa Plena en solo dos años (finales de 2016), cosa que ninguna otra estructura ha logrado. Al año siguiente nos enfrentamos al exigente proceso de certificación de la OTAN para actuar como organismo marco del Mando Componente de Operaciones Especiales de NRF 2018, en el que se integraban hasta trece naciones, y en 2018 estuvimos de guardia en la Alianza para liderar lo que de OE se hubiera tenido que activar en caso de necesidad. Además, teníamos que seguir las operaciones en las que elementos de las UOE, españolas despliegan, participar en ejercicios nacionales (Mopex, SOFEX,…) y multinacionales (Flintlock, Panamax,…) y un largo etc. El esfuerzo realizado por el personal que ha formado y forma parte del MCOE ha sido, es, enorme: largas jornadas; llevarse trabajo y preocupaciones, a casa, tanto en español como en inglés y en francés, en algunos casos, con incomprensión de ciertos elementos de otros organismos. Lo anterior tuvo repercusiones incluso en la salud de ciertos miembros del MCOE. En definitiva, se merecen el más sincero reconocimiento y agradecimiento.

Cuando deja el mando, ¿qué nos puede adelantar sobre lo que, previsiblemente, se va a afrontar en los próximos años desde el punto de vista organizativo, de misiones o activaciones?

Efectivamente, siempre hay metas que no se han llegado a cumplir en un cien por cien y nuevos retos a los que hacer frente. En cuanto al aspecto organizativo, el MCOE internamente necesita consolidar las áreas de innovación y de apoyo sanitario. También mejoraría su rendimiento si se le acercara al Estado Mayor Conjunto (áreas de Planes y Estrategia y Jefatura de Apoyo a la Acción Conjunta) y a otros organismos donde se puede decidir el empleo de Unidades de Operaciones Especiales y los medios con que se dotan a las Fuerzas Armadas. Lo anterior se podría realizar cambiando su ubicación en la estructura o facilitándole, por Ley, sus relaciones con esos organismos. También sería conveniente simplificar las relaciones con las Unidades de Operaciones Especiales de los ejércitos y la Armada, de acuerdo con las características definidas en la Doctrina Conjunta de Operaciones Especiales. En cuanto a nuevas misiones, hay que continuar mostrando los efectos estratégicos que las Unidades de Operaciones Especiales aportan a las operaciones, labor que corresponde sobre todo al MCOE, y estar bien preparados para actuar, además de los escenarios en los que actualmente se opera, en lo que se denomina zona gris, y en casos de enfrentamiento con adversarios con capacidades similares a las de OTAN, que incluye la de A2/AD (Anti Access/Area Denial). A corto plazo, la degradación en la situación en el Sahel pudiera hacer recomendable la implicación con UOE.

¿Qué nos puede explicar sobre programas de equipos, materiales y sistemas para las unidades de españolas en que se ha trabajado y se espera trabajar y sus resultados concretos desde que asumió el Mando?

El MCOE es plenamente consciente de que el equipamiento es una responsabilidad de los respectivos jefes de Estado Mayor de los ejércitos y la Armada. Desde el MCOE se ha intentado apoyarles para que las UOE (Unidades de Operaciones Especiales) estén equipadas con sistemas y medios actuales, propios de la casi tercera década del siglo XXI, y también, de forma expresa, con medios interoperables que contribuyan a facilitar el empleo de sus capacidades, ya sean del Ejército de Tierra, Ejército del Aire o Armada, en un entorno operativo común con el mayor grado de eficiencia. Un área principal ha sido, es, CIS (Communications and Informations Systems). Para ejercer un apropiado mando y control se necesita el correspondiente CIS, que sea interoperable entre UOE españolas y unidades que las apoyan -medios aéreos, entre otros- y con las de naciones con las que operan en coaliciones. Así, el JEMAD ha aprobado la adquisición de ciertos medios para potenciar lo anterior, que están empezando a llegar a las unidades y cuya recepción se prolongará en los próximos años. Otro área en la que se ha trabajado es inteligencia, fundamental en cualquier operación, más todavía en las especiales, que se traduce en diferente equipamiento: medios de vigilancia desatendida, que ya tienen las UOE; material para lo que se denomina Technical Exploitation Operations (TEO) con un presupuesto ya invertido -el material debe llegar pronto- y que ha ido asociado a cursos de formación por su nivel tecnológico; se ha influido para adquirir  y desplegar en operaciones mejores RPAS (Scan Eagle, Orbiter,…) con los sistemas de visión integrada correspondientes del tipo ROVER.

Mediante un grupo de trabajo conjunto se está potenciando la adquisición del Vehículo de Combate de Operaciones Especiales (VECOE) en diferentes modalidades: ligero y medio. También queremos potenciar la capacidad de apoyo sanitario en dos niveles, el sanitario de combate de operaciones especiales, que es lo que familiarmente se conoce como paramédico, y en el desarrollo de formaciones sanitarias desplegables con capacidad para establecer quirófanos a vanguardia. También desde el MCOE se ha impulsado la adquisición de una maqueta 1:1 para simular objetivos y poder realizar los ensayos con más realismo, que ya se ha utilizado. Junto con la Armada se está trabajando en disponer de la capacidad MCADS (Maritime Craft Aerial Delivery System), placas de protección balística de flotabilidad positiva, etc. En fin, varios proyectos en coordinación con los ejércitos y la Armada, así como con otros organismos, con el fin de mejorar las ya de por sí grandes capacidades de las UOE, manteniéndolas actualizadas en un mundo como el de hoy, tan demandante tecnológicamente, entre otros aspectos. Este esfuerzo del MCOE para contribuir a un mejor equipamiento de las UOE, que es complementario al principal que realizan los jefes de Estado Mayor, se está demostrando que es efectivo y se deberá consolidar para cumplir mejor con uno de los cometidos fundamentales del MCOE, que es el de facilitar la interoperabilidad e integración de las capacidades de operaciones especiales: en definitiva, para potenciarlas.

¿Qué nos puede decir sobre la acción del MCOE en las unidades del MOE, FGNE y EZAPAC para mejorar su potencial, capacidades y adiestramiento?

El MCOE es plenamente consciente que el equipamiento y adiestramiento son responsabilidad de los respectivos jefes de Estado Mayor. Pero, también comentado anteriormente, el MCOE puede y debe contribuir a ese esfuerzo. Además de lo expuesto, desde este Mando se han organizado cursos TEO, de lenguaje no verbal para las actividades HUMINT de operaciones especiales, se ha podido enviar personal de las UOE al Centro de Adiestramiento de Operaciones Especiales jordano (King Abdulah II Special Operations Training Centre), que tiene unas instalaciones envidiables e incrementan exponencialmente el adiestramiento en ciertas áreas; se han organizado sesiones con unidades de la Guardia Civil, etc.

Otra acción significativa en este aspecto es la organización desde el MCOE del ejercicio conjunto anual SOFEX, donde participan las UOE y otras unidades que las apoyan. El MCOE también lidera la participación nacional en el ejercicio Flintlock que se desarrolla en África todos los años y donde las UOE de los ejércitos y Armada se integran, en este caso con unidades del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil. Todo lo anterior contribuye a potenciar las capacidades de operaciones especiales y su integración entre ellas. Además de lo anterior, la mejor manera de potenciar las capacidades es en operaciones, donde todo se pone en práctica y se extraen las lecciones más significativas. Así, el MCOE ha apoyado el establecimiento de una Unidad de Operaciones Especiales conjunta en Irak, en la cual participan integrados elementos del Mando de Operaciones Especiales (MOE), de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) y del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC). Hay UOE desplegadas en Afganistán y, entre otras, realizamos actividades de seguridad cooperativa en diferentes naciones amigas.

¿Qué nos dice de la experiencia en misiones en el exterior que continuamente han tenido en los últimos años, tanto en el MCOE como en las unidades que las han llevado a cabo?

Efectivamente, la experiencia que se extrae de la participación en operaciones es insustituible. Es, sin duda, la mejor escuela. La valoración que podemos hacer es tremendamente positiva: el nivel hoy alcanzado en la integración de medios ISR, en el proceso de targeting, en la coordinación por la participación conjunta y un larguísimo etc. nos hubiera costado años conseguir.

¿Está España en el entorno de las OE al nivel de las naciones de nuestro entorno social y económico y hay algunas áreas que deban potenciarse  o mejorarse? 

Las UOE españolas están al nivel de las mejores del mundo y no quisiera pecar de narcisismo. Operan en Irak, Afganistán, Océano Índico…, han rescatado rehenes, liberado barcos capturados por piratas, contribuido a la resolución de crisis con otras naciones, como fue la recuperación de Perejil, han participado en operaciones sensibles y muchas otras que no salen en los medios. Llevan muchos años trabajando en misiones bajo diferentes paraguas: ONU, UE, OTAN, coaliciones internacionales, misiones estrictamente nacionales... Desde 2005 no ha habido un solo día en que no hubiera un combatiente de operaciones especiales español desplegado en algún rincón del mundo y jamás han dado motivos para una queja. Debemos estar muy orgullosos de todos ellos. ¿Qué se debería potenciar o mejorar? Diré que, quizás, no hemos conseguido trasladar al grueso de los que forman hoy el nivel político-estratégico la importancia de este tipo de unidades y los beneficios que pueden aportar a ese nivel. El día que lo consigamos, las áreas a mejorar, que las hay, se potenciarán naturalmente.

¿Qué aporta el MCOE a la capacidad de Defensa de España hoy y de lo que se prevé para los próximos años o décadas?

El MCOE aporta lo que España no tenía: un elemento de mando y control conjunto, capaz de planear y conducir las operaciones especiales que se precisen y que sirve de nexo de unión entre el que decide, que en operaciones especiales muchas veces es el más alto nivel, como, por ejemplo, la recuperación del Perejil, la acción contra Osama Bin Laden o el rescate de rehenes en Burkina Faso el 10 de mayo último, y el que ejecuta. Para el futuro, además de lo anterior, el MCOE debe colaborar o incluso liderar, el desarrollo, en lo que a operaciones especiales se refiere, de las capacidades necesarias para seguir operando en esa zona gris, en grandes aglomeraciones humanas, con adversarios interconectados, en un entorno operativo que incluye no solo el dominio físico, sino también el de la información en todos sus aspectos cibernético, cognitivo,…, con profusión de artefactos no tripulados (plataformas terrestres, navales y aéreas, robots,…), donde las falsas noticias y las verdaderas vuelen.

¿Qué es lo que resaltaría del mundo de las OE ahora que se despide de la vida activa?

Sin duda, la calidad humana y profesional de los componentes de las UOE: Son combatientes excepcionales, seleccionados tras largos y exigentes procesos de selección, adiestrados para operar en zonas hostiles o sensibles en pequeños equipos y que asumen grandes riesgos. Su categoría la han demostrado allá donde van. Son acreedores de toda nuestra admiración, respeto y agradecimiento por lo que de manera tan eficaz y callada hacen. Demuestran que, como decía Calderón de la Barca, la milicia no es más que una religión de hombres honrados. Es un gran  honor y privilegio el pertenecer a la misma comunidad. Además, el hecho de representarles en foros internacionales me ha producido un enorme orgullo. Ojalá haya estado a la altura de lo que se merecen. ( Octavio Díez Cámara)

Nota: Esta entrevista es complementaria al artículo sobre el MCOE que se incluirá en la  edición de septiembre de la revita Defensa

Fotografía: El general Íñiguez ha tenido un contacto directo con JEMAD y le ha asesorado en todo lo relativo a las OE (foto MDE.es).

·Militar español de la FGNE destacado a un país del Sahel para formar a militares locales en diversos aspectos del combate (foto MDE.es).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.