Viernes, 1 de julio de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Nammo lleva a Expodefensa su novedosa munición polimérica

La multinacional Nammo ha llevado a Expodefensa como novedad principal la denominada munición polimérica en calibre 12,7 mm. (.50). La denominada polymer cased ammunition desarrollada por la compañía MAC integrada en Nammo hace más de dos años, se caracteriza por su vaina, fabricados principalmente con un polímero plástico en lugar de latón, material que solo se reserva al culote.

Esta munición está certificada según la normativa MIL-DTL-10190F y en servicio en el cuerpo de Marines de los Estados Unidos y varias unidades de operaciones especiales en el resto del mundo que se benefician principalmente de la reducción del peso del cartucho en un 30 por ciento y de la mejora de las prestaciones. Como el resto de disparos de 12,7 mm. está disponible en diferentes versiones como blindada, trazadora, perforante incendiaria o multipropósito.

Como nos explica Luis López Tejeda, Director de Ventas y Marketing de Nammo, esta munición polimérica ofrece la posibilidad de portar la misma cantidad de munición con un peso reducido o de llevar más munición con el mismo peso original, lo que resulta importante por ejemplo en los desplazamientos a pie de las tropas.

Es el caso también del armamento montado en helicópteros, ven aumentado su tiempo de vuelo gracias al menor peso, que también se aplica a la cinta eslabonada, fabricada en polímero y en el embalaje, también de material plástico. Por ejemplo, una carga de 1.200 proyectiles supone un ahorro de 38 kg. usando munición polimérica frente a la convencional

La munición es compatible con todas las armas de calibre 12,7mm. que emplean la munición convencional, ofreciendo además otras ventajas como evitar el sobrecalentamiento de la recamara o efecto cook off gracias al efecto aislante del polímero; una mayor precisión y mejor balística exterior debido a que el engarce entre el proyectil y la vaina polimérica se realiza sin fuerzas mecánicas lo que favorece el control del proceso.

Por último cabe destacar que gracias a las propiedades mecánicas del plástico, se reduce la fricción con el arma mediante el proceso de alimentación y disparo de la munición, mejorando considerablemente el funcionamiento y la vida útil del arma. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Combinación de una trazadora por cada cuatro balas, todas de polímero, como la cinta que las une (autor)

La llamativa apariencia transparente del cartucho permite ver la pólvora en su interior (autor)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.