Miércoles, 10 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

El último vuelo del JetRanger en la Armada de Chile

Mas de cinco décadas de servicio es el destacable legado que deja la flota helicópteros Bell JetRanger en servicio con la Aviación Naval de la Armada de Chile desde 1970 y que culminó el 5 de julio del presente año.

Los primeros 4 helicópteros Bell JetRanger fueron incorporados nuevos en julio de 1970 equipando momentáneamente el Escuadrón de Helicópteros Antisubmarinos en la desaparecida BAN El Belloto al este del puerto de Valparaíso. Resultaban ser del modelo SH-57 y recibieron las matrículas Naval 31 al 34 (n/s 494,495,496 y 497). Llegaron con la capacidad de operar con un torpedo General Electric Mk 44, actuando como vectores antisubmarinos controlados por el buque madre en el rol Match. A partir de 1971 los SH-57 fueron modificados para lanzar la munición ASW Squid de origen ingles anteriormente empleada por los destructores clase Almirante e incluso se logró desarrollar experimentalmente montajes triples para lanzar munición Oerlikon-Bührle de 80mm de los lanzacohetes instalados en los Mowag Grenadier del Cuerpo de Infantería de Marina.

Para este propósito la empresa Finox desarrolló los tubos de acero inoxidable de 120 centímetros de largo por 80mm de diámetro. Los 4 ejemplares a partir de 1977 integran el recientemente formado Escuadrón de Helicópteros Antisubmarinos HS-2 operando de las cubiertas de las fragatas Leander y destructores Sumner, estos últimos tras los trabajos realizados en ASMAR Talcahuano. Es en marzo de 1982 que la Aviación Naval de la Armada de Chile adquiere los dos ejemplares del Ejército E-151 y E-152 (n/s 444 y 596), recibiendo las matricula Naval 35 y 36 siendo denominados UH-57.

Helicóptero JetRanger  de la Armada de Chile.

La pérdida de dos helicópteros en 1970 y 1982 resultan en la incorporación de ejemplares civiles del 206 JetRanger plasmándose la compra de cuatro ejemplares más, a los que se les asignan las matrículas Naval 32 y 33 (n/s 1706 y 1592) a dos 206A para reemplazar los SH-57 accidentados y sucesivamente las matrículas Naval 37 y 38 (n/s 1700 y 3401) a dos 206B.

En febrero de 1992 se crea el Destacamento de Propósitos Generales de Helicópteros HU-1 al que se le asignan entre otros, cinco de estos helicópteros y en 1998 ante la necesidad de mantenerlos operativos, la Aviación Naval adquiere mediante la formula EDA (Excess Defense Articles) dos ejemplares del modelo TH-57A Sea Ranger (n/s 5016 y 5040) los que son canibalizados y usados como fuente de repuestos.

Es en abril de 2019 que la Armada de Chile adquiere su ultimo ejemplar en Brasil. Se trata de un 206B2 Jet Ranger III (n/s 4469) asignándosele la matrícula Naval 30. Pese a esta última adquisición el reemplazo de los Jet Ranger ya está definido con la concreción del proyecto Gaviota, siendo el AS350B Ecureuil (H-125) su sustituto. Y es justamente a la espera de la entrega del 4° Ecureuil, que el Naval 30, al mando del Comandante de la Aviación Naval Contraalmirante César Delgado cumplió con su último vuelo en la BAN de Concón cerrando un impresionante ciclo operacional de 52 años. (Cristián Marambio)

Fotografías: Helicóptero JetRanger  de la Armada de Chile.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.