Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Plan nacional continuo de construcción naval para la Armada de Chile

Los planes de construcción de fragatas de 5.200 toneladas en Chile se abordarán en la próxima edición de Exponaval, feria naval que sigue su curso y programa abrir sus puertas entre el 1 y el 4 de diciembre en la base Aeronaval de Concon, en la región de Valparaíso.

Entre sus actividades considera la realización de un congreso sobre Construcción Naval en el que, entre otras cuestiones, se abordará como la Armada de Chile pretende dar un impulso a un proyecto planteado públicamente en mayo del año pasado por su Comandante en Jefe, Almirante Julio Leiva Molina, en el cual se mostraban las grandes líneas y fundamentos de un plan nacional continuo de construcción naval.

Esta idea cuenta con el respaldo de un análisis de viabilidad realizado por un equipo de la Pontificia Universidad Católica de Chile por encargo de la Armada. El plan considera la incorporación de dos unidades de segunda mano como reemplazo de las dos fragatas de la Clase “L”, ya cumplido con las dos fragatas de la clase Adelaida recientemente transferida a Chile; posteriormente está considerado reemplazar las unidades auxiliares por otras construidas en la planta de Talcahuano de Astilleros y Maestranzas de la Armada (ASMAR) para luego iniciar la construcción de las unidades de combate.

Esta última fase tiene como fecha de inicio el año 2029 aproximadamente y apunta a unidades de 5.200 toneladas con 132 metros de eslora y 28 nudos de velocidad máxima1, su propulsión sería CODLAG, aunque no se descarta el sistema Water Jet. Con estos pocos datos y haciendo la salvedad que no todas las alternativas cumplen todos los requerimientos conocidos, se puede incluir entre los posibles candidatos a la fragata F-310 de Navantia de 5.290 toneladas a plena carga y al proyecto “Arrowhead 140” de 5.700 toneladas, ganador del contrato para construir la fragata “Type 31e”.

Otro candidato debería ser la MEKO A-200, que desplaza 3.700 toneladas. También cabe citar a la fragata BELH@RRA de 4.000 toneladas de Naval Group y al modelo Alfa – 4000 de Navantia, que ha sido diseñada pensando en el mercado sudamericano.

No cabe duda que en mayo de 2019, cuando toda esta planificación se presentó por primera vez a la luz pública, el panorama político, económico y social era otro. En octubre se desató una violencia sumamente destructiva en Chile que causó graves daños a la economía. Posteriormente la pandemia parece dejar sin respaldo las opciones de renovación del equipamiento militar, pero la misma actuación de los militares en esta crisis ha reforzado su importancia ante la sociedad. Por tanto EXPONAVAL-2020 debería ser una excelente oportunidad para que la Armada muestre a la opinión pública y a diversas autoridades los beneficios de un programa como este, integrado en el esfuerzo nacional de recuperación que necesariamente deberá encarar Chile, para superar los desastrosos efectos tanto de la pasada revuelta social como los del COVID-19.  (Roberto Sandoval Santana, corresponsal de Grupo Edefa en Chile)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.