Miércoles, 10 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Llega el primer E-3D Sentry: la Fuerza Aérea de Chile recupera su capacidad de alerta temprana

Boeing E-3D Sentry de la Fuerza Aérea de Chile

Con el arribo a la Base Aérea Pudahuel, en Santiago de Chile, del primer Boeing E-3D Sentry que reemplazarán al EC-707 “Cóndor”,  la Fuerza Aérea de Chile recupera sus capacidades de alerta temprana.

La aeronave ha tomado tierra en suelo chileno la tarde del miércoles 27 de julio, en la Base Aérea Pudahuel, en Santiago de Chile, en la II Brigada Aérea de la Fuerza Aérea. Es el primero de dos E-3D Sentry Mk1, con Sistemas de Alerta Temprana y Control Aerotransportado AWACS (Airborne Warning and Control System), que fueron transferidas sin costo a la Fuerza Aérea de Chile (FACh) por la Real Fuerza Aérea Británica (RAF), según un acuerdo firmado por ambos países.

El traslado de las aeronaves desde Inglaterra se materializó una vez concluido el entrenamiento de seis meses en el que las tripulaciones de la FACh se capacitaron para operar estos sistemas de armas, instrucción que se llevó a cabo en la Base Aérea de Waddington de la RAF.

El jefe del proyecto, General de Brigada Aérea (A) Fernando Ilharreguy Niklitschek, afirmó que la incorporación de los “Sentry” permitirá a la Institución reemplazar la aeronave Boeing EC-707 “Cóndor”, que fue dada de baja por haber cumplido su vida útil, recuperando así las capacidades de alerta temprana, mando y control aerotransportado que proporcionaba a la Fuerza Aérea de Chile y al país dicha plataforma.

Respecto a los factores que influyeron en el traspaso de estas aeronaves hacia Chile señaló que “hay que considerar la capacidad que tiene la Fuerza Aérea de Chile en cuanto al mantenimiento de este tipo de tecnología, sumada a la capacidad organizacional y la preparación del personal”.

“Serán tripulaciones de la FACh quienes operarán completamente estas aeronaves, mientras que el mantenimiento se confió a la Empresa Nacional de Aeronáutica ENAER, para la célula del avión, y a su filial DTS, en cuanto a la aviónica, el sistema de radar y sus equipos asociados”, indicó.

De acuerdo a las estimaciones realizadas, el horizonte de operación de estas plataformas que utilizan una aeronave Boeing 707, superaría los veinte años, durante los cuales la FACh podrá integrar a sus operaciones las múltiples capacidades ofrecidas por este sistema de armas.

Una de las características de estas aeronaves es que han participado en misiones como parte de la OTAN, lo que permite generar una continuidad en los procedimientos utilizados por la Fuerza Aérea de Chile.

Múltiples capacidades

En cuanto a las prestaciones que entregarán estas plataformas, el jefe del proyecto chileno señaló que “son múltiples y diversas”. Desde el punto de vista militar, la FACh para el cumplimiento de su misión debe materializar una serie de operaciones dentro de las cuales están las de Apoyo al Combate, las que potencian la efectividad de sus medios de combate.

De la misma forma, las capacidades proporcionadas por las aeronaves y sus sistemas pueden ser empleadas en situaciones en que se requiera mantener el control del aire donde se desarrollen operaciones aéreas con medios institucionales, combinados o conjuntos en tiempos de paz, como es el caso de la intervención de las Fuerzas Armadas y sus medios aéreos durante las catástrofes provocadas por la naturaleza y/o generadas por el hombre y la mitigación de sus efectos.

Asimismo, podrán ser empleadas en el control de aeronaves durante incendios forestales donde no se tiene la posibilidad de controlar las aeronaves desde tierra.

De la misma forma puede participar activamente de operaciones de Búsqueda y Rescate de aeronaves.

Cabe destacar que Chile tiene la responsabilidad de controlar uno de los espacios aéreos más grandes que existen sobre la Tierra, por lo que estos aviones contribuirán en la tarea del control del espacio aéreo, gracias a sus sistemas y autonomía, que le permite trasladarse y permanecer operando en territorios tan apartados como Rapa Nui o la Antártica.

Operaciones conjuntas y combinadas

Las capacidades que brindan estas aeronaves, a través de sus procedimientos de coordinación, mando y control, permitirán potenciar la acción conjunta de las Fuerzas Armadas, contando además con que cada institución de la Defensa Nacional pueda utilizar en su propio accionar independiente los insumos que suministren estos sistemas.

En relación a las operaciones combinadas, estas aeronaves entregarán la oportunidad de integrarse a Fuerzas Multinacionales, especialmente por las capacidades que posee y por la experiencia obtenida por las tripulaciones que recibieron la instrucción y entrenamiento del personal de la RAF, que se desempeña regularmente en ambientes de fuerzas combinadas.

Finalmente, el General Ilharreguy indicó que “la incorporación de estas aeronaves, además de las preeminencias técnicas y económicas en relación a otras alternativas ofrecidas en el mercado, representa una ventaja estratégica comparativa, permite acceder a tecnología, procedimientos, doctrina y conocimientos avanzados en el área de Sistemas de Alerta Temprana y Control Aerotransportado AWACS, lo que se traduce en la posibilidad de participar en maniobras combinadas y de potenciar la maniobra conjunta nacional, aumentando el control y seguridad del espacio aéreo nacional, función principal que es asignada a la Fuerza Aérea de Chile”.

Características del  E3-D Sentry

El E3-D Sentry Mk 1 montado en una plataforma Boeing 707 y equipado con cuatro motores CFM56-2 puede volar a altitudes que optimizan el desempeño de su radar rotatorio AN/APY-2.

Tripulación de vuelo: 4

Tripulación de misión: 12/14

Envergadura: 44.42m

Altura: 13 m

Longitud: 44 m

Peso operativo total: 152.000 kg

Alcance: 9.600 km.

Velocidad máxima: 853 km/h

Motores: 4 x CFM-56-2

Capacidad de reabastecerse en vuelo, autonomía de hasta 18 horas.

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.