Martes, 28 de junio de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

El contraalmirante de la Armada de Chile Juan Pablo Zúñiga nuevo jefe de la defensa en Arauco y Biobío

El contraalmirante Juan Pablo Zúñiga Alvayay fue nombrado en reemplazo al contaalmirante Jorge Parga como nuevo jefe de la Defensa en provincias de Arauco y Biobío, quien fue cesado en su cargo a sólo dos días de haber entrado en vigencia del estado de excepción en la macrozona.

El Ejecutivo informó que, por encargo del Presidente de la República, Gabriel Foric Font, la ministra de Defensa Nacional informa que ha solicitado el reemplazo del jefe de defensa nacional para las provincias del Biobío y Arauco, Región del Biobío, del contaalmirante de la Armada de Chile, don Jorge Eduardo Parga Balaresque. La decisión se da en medio de las críticas que surgieron en contra de la autoridad por parte de la familia de un joven que falleció tras ser atropellado por un vehículo de la Armada durante el estallido social.

Se designa en su lugar a Zúñiga, mediante decreto N°189 de 2022 del Ministerio del Interior y Seguridad Pública. Se incorporó a la Escuela Naval Arturo Prat en 1984, graduándose como guardiamarina el 1 de enero de 1989. Tuvo una especialidad en Estado Mayor y cursó sumergibles en 1992, egresando de la Escuela de Submarinos Almirante Allard en 1994.

Entre sus destinos en el extranjero destaca su paso por la Embajada de Chile en España donde se desempeñó como inspector técnico de la construcción de los submarinos de la Clase Scorpene y en la Misión Naval de Chile en Londres como agregado naval adjunto y, posteriormente, jefe de la misión. En 2019 asumió como comandante en jefe de la Fuerza de Submarinos y en diciembre de ese año pasó a ser comodoro.

El 30 de diciembre de 2020, ascendió contraalmirante. Cabe señalar que, según detalla el Artículo 5 de la Ley Orgánica Constitucional de los Estados de Excepción, durante el estado de emergencia, el jefe de la Defensa Nacional tendrá una serie de atribuciones y deberes, entre los cuales se encuentran asumir el mando de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública que se encuentren en la zona declarada como tal, para los efectos de velar por el orden público y de reparar o precaver el daño o peligro para la seguridad nacional; dictar normas tendentes a evitar la divulgación de antecedentes de carácter militar; y controlar la entrada y salida de la zona declarada en estado de emergencia y el tránsito en ella, entre otras.

Fotografía: El contraalmirante Juan Pablo Zúñiga.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.