Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Congreso de Chile aprueba el presupuesto 2020 para la Defensa con una reducción de recursos

Luego de que la Cámara de Diputados avanzara la semana pasada en la aprobación del presupuesto de Defensa, en el marco de la discusión del Prespuesto 2020, este miércoles, 20 de noviembre, el Senado visó la partida relativa a Defensa. Durante la primera jornada de discusión del proyecto de Ley de Presupuestos de la nación en la Cámara Alta, los recursos para el Ministerio de Defensa fueron aprobados luego de que el Ejecutivo patrocinara dos indicaciones para permitir que la Dirección General de Territorio Marítimo y la Dirección General de Aeronáutica Civil puedan suscribir convenios con otras entidades.

En esta partida, también se procedió a aprobar una indicación para reducir en un 5,5% los recursos para asignarlos a la denominada agenda social, impulsada por el Gobierno de Chile tras el inicio de la crisis social que vive el país.

De esta manera, el presupuesto para Defensa durante 2020 implica una disminución de 33,8 millones de dólares en gastos corrientes y 9,9 millones de dólares en inversión, redundando en un monto total de poco menos de tres mil millones de dólares. El monto se distribuirá según las siguientes proporciones: Ejército de Chile un 29%; Armada de Chile un 22%; Fuerza Aérea de Chile un 14%; Dirección General de Aeronáutica Civil un 16% ; Organismos de Salud un 10% ; Directemar un 6% y para otros organismos un 3%.

En la distribución de los recursos se dará prioridad a la misión central del sector, es decir, al resguardo de la soberanía y la integridad territorial, no obstante que parte relevante del financiamiento estará enfocada “en satisfacer las necesidades de quienes no son usuarios de la defensa, sino que de prestaciones vinculadas al tráfico aéreo o marítimo”, indicó el Congreso.

Por su parte, en la discusión previa de este presupuesto, el Ejército de Chile adelantó que en su plan de gastos para 2020 se contempla, entre otros aspectos,  un proyecto de modernización del sistema de disparo e implementación de la prueba antipunzonado para el cumplimiento de lo dispuesto en un decreto del Ministerio del Interior y Seguridad Pública

La Armada de Chile, por su parte, contempla un programa de mantenimiento de infraestructura terrestre, tanto operativa como administrativa y un mayor gasto en crédito de materiales para la operación de los buques, lo que considera la compra de repuestos, consumos, lubricantes y eliminación de residuos, entre otros.

También está el Plan MANTAERO, que importa un gasto asociado al mantenimiento preventivo y correctivo de las aeronaves de la aviación naval.  Estas tareas comprenden las unidades de ala fija y rotatoria, y abarcan los equipos P-3ACH (2), P-295 (3) y PC-7 (7), SH-32 (5) y HH-32 (2). Esto corresponde a un sostenimiento necesario para que las aeronaves operen durante el primer semestre, mientras se tramitan los recursos mediante MPB.En cuanto al presupuesto en dólares, habrá un aumento en el gasto que derivará de las operaciones de la Armada en el ejercicio RIMPAC.

Por su parte, entre los planes más significativos considerados por la  la Fuerza Aérea de Chile está el incremento de los recursos para el Programa Antártico, correspondiente al sostenimiento del refugio principal de la Base Frei y la construcción de radieres de combustible, la renovación de los contratos de soporte de mantenimiento del Sistema Satelital de Observación de la Tierra (SSOT) y la modernización del almacenamiento de los repuestos de aviación del grupo de abastecimiento.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.