Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Comandante en Jefe del Ejército de Chile asegura que las críticas a las Fuerzas Armadas son injustas y minoritarias

Cada 9 de julio, el Ejército de Chile conmemora el Juramento a la Bandera, una ceremonia en recuerdo de 77 soldados de la 4° compañía del Regimiento Chacabuco que fallecieron en 1882 en la sierra peruana.

Naturalmente, la pandemia modificó los actos tradicionales de esta ceremonia, pero el Comandante en Jefe del Ejército, general Ricardo Martínez Menanteau, viajó a la mencionada unidad, en Concepción, para presidir un acotado acto conmemorativo, allí, en declaraciones a la prensa,  habló del trabajo del Ejército en la emergencia sanitaria.

La Institución no ha dejado de efectuar sus habituales labores de apoyo a la comunidades pese a la pandemia, “el Ejército continúa haciendo las tareas propias en un alto porcentaje. El trabajo que hacemos de cooperación en la protección de la frontera altiplánica se sigue haciendo. El trabajo de ayuda a la comunidad también. Un ejemplo bien marcado lo constituyen los ranchos solidarios. El Ejército se coordina con los municipios, va con sus cocinas de campaña y se cocina para los barrios más vulnerables de muchas comunas”, precisó al diario El Sur de Concepción el general Martínez.

También fue consultado por la actual valoración de los chilenos respecto de los militares, tras un periodo de “estallido social”, donde las Fuerzas Armadas y de Orden no fueron muy bien evaluadas por la ciudadanía.  “Con respecto a lo que llamas estallido social, una cosa que hay que tener muy presente es que el Ejército se debe a la Constitución y las leyes. Por tal razón, cuando se da una orden legítima, el Ejército no tiene más que cumplirla, porque ese es su deber. Por lo tanto, cuando en octubre el Ejército sale a las calles, no lo hace ni a favor ni en contra de las demandas sociales, sino que sencillamente sale con una tarea de orden público, de cooperar en ese orden público. Con respecto a la vinculación, el Ejército se siente muy vinculado a la población. Año a año hay un contingente de jóvenes, mujeres y hombres, que hace su servicio militar, aproximadamente entre 10 mil y 11 mil, que ingresan al Ejército. Nos sentimos muy orgullosos de ser un instrumento de movilidad social, porque precisamente representa la transversalidad de nuestra sociedad. Entre 2014 y 2018, 144 soldados conscriptos que hacen su servicio militar ingresaron a la escuela militar”, dijo.

También calificó de injustas y minoritarias las críticas a las FF.AA. “Creo que es injusto, pero es un grupo pequeño. Me quedo con la percepción de lo que uno habla y ve, que la mayoría de la gente aprecia al Ejército. Cualquier otra cosa son aspectos coyunturales que eventualmente le pueden ocurrir a una organización, porque el Ejército no es una organización perfecta. Está constituido por seres humanos que pueden equivocarse. Lo importante, más que las equivocaciones, es si estamos tomando acciones. A veces, las personas hacen declaraciones en contra del Ejército, pero no somos un actor que pueda salir diariamente en los medios, porque por cualquier cosa que se pueda decir en defensa de aquella ofensa incluso te pueden acusar que estás teniendo algún grado de deliberación. El Ejército está sometido a todos los controles y obviamente que tratamos que los problemas sean menores, y si tenemos alguno lo vamos a enfrentar”, afirmó. (Pamela Squella)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.