Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Avances en los planes de construcción naval de la Armada de Chile

Comienza a materializarse el plan que el Comandante en Jefe de la Armada de Chile, Almirante Julio Leiva Molina,  planteó por vez primera en 2018 y que consiste en “iniciar un plan nacional continuo de construcción naval que haga converger una serie de beneficios para el desarrollo del país. Por una parte, satisfacer la necesidad de renovar los buques de combate por unidades a la altura de los intereses marítimos nacionales, que permitan ejercer su resguardo y la defensa de la soberanía y, por otra, crear un gran motor para aumentar la diversificación de nuestra economía, producir empleos de buena calidad y potenciar la economía regional y nacional, generando en el mediano y largo plazo la demanda por industrias tecnológicas que hoy no existen y que tampoco existirán si no fuera por proyectos de esta complejidad, magnitud y horizonte de largo plazo”.

Toda esta visión parecía quedar de lado ante las consecuencias políticas y económicas derivadas de las revueltas de 2019 y la aparición después del COVID 19. Sin embargo todo parece indicar que, hasta el momento, las grandes líneas se mantienen. Recordemos que el programa consta de tres fases, la primera se cumplió con la incorporación de dos fragatas tipo Adelaide en fecha reciente. La segunda etapa considera la construcción de buques auxiliares en Chile a continuación del rompehielos, después se pasaría a la construcción de unidades de combate.

Foto: VARD-7-313-MRV

Respecto a la segunda etapa, se espera que no después de octubre se seleccione el diseño, que será construido por Astilleros y Maestranzas de la Armada (ASMAR) en su planta de Talcahuano. En lo fundamental la oferta debe considerar un buque de propósito general de entre 8 mil y 10 mil toneladas. Evidentemente debe poder llevar al menos dos helicópteros tipo “Cougar”, con sus respectivas capacidades de hangar. No está definido aún si el buque será más un transporte de tropas o de vehículos. Probablemente la capacidad de entregar apoyo a la comunidad será un factor importante a la hora de decidir este tipo de características.

Foto: Enforcer_LPD_9000

La llamada “lista corta” de los oferentes la componen Navantia, Damen y Vard, esta última realizó el diseño del rompehielos en construcción en Talcahuano y anteriormente del transporte “Aquiles”, una de las unidades que Chile espera renovar y que ahora podría presentar su diseño VARD 7 313, de 130 metros de eslora. Damen ofrecería sus productos de la línea ENFORCER LPD, de las cuales se encuentran operando en la marina de Holanda el LPD HNLMS “Rotterdam” que desplaza 12.750 toneladas a plena carga y el LPD HNLMS “Johan de Witt“ de 16.680 toneladas de desplazamiento. Navantia por su parte debería estar presente con una versión menor del buque de asalto anfibio tipo LPD, “Galicia” (L-51), de 13 mil toneladas de desplazamiento, cabeza de su clase perteneciente a la Armada Española, en la que sustituyó al transporte de ataque Castilla L-21. (Roberto Sandoval Santana, corresponsal de Grupo Edefa en Chile)

Foto de portada: Buque anfibio “Galicia” (L-51)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.