Lunes, 30 de enero de 2023 Iniciar Sesión Suscríbase

Armada de Chile convoca al emprendimiento científico en Desafío Avante

El llamado Desafío Avante, realizado con Know Hub Chile, incentiva desde la Armada de Chile la participación de la ciencia y el emprendimiento nacional en soluciones tecnológicas. Dos equipos ganadores se llevarán $90 millones en total para implementar un plan de trabajo de seis meses, escalar y acercar la tecnología a su mercado.

En todos los ecosistemas de innovación exitosos, el sector Defensa ha sido uno de los principales impulsores. Históricamente es un área que constantemente incorpora avances. Varios casos de tecnologías militares que han implicado una mejora en la calidad de vida son ejemplo de ello. La tecnología de las cámaras digitales, tan comunes hoy, son una de ellas. Primero se usaron en satélites espía para captar imágenes aéreas de alta resolución de instalaciones adversarias, tecnología que progresó en el ámbito militar, especialmente durante la Guerra Fría, hasta que en los años 70 se crea la primera cámara digital autónoma.

Otro ejemplo, son los populares drones, que comenzaron a usarse como vehículos aéreos controlados a distancia para inspeccionar campos de batalla o realizar misiones peligrosas para las personas. Algo similar ocurrió con el radar, los hornos microondas, internet, entre otras tecnologías.

Desafíos en Chile

En Chile, sin embargo, y a pesar de su creciente sofisticación, “faltaba una colaboración sistemática entre el ecosistema de CTIC y la Defensa”, dice Javier Ramírez, director ejecutivo de Know Hub Chile, corporación de transferencia científico-tecnológica que para apoyar la incorporación del sector Defensa en el ecosistema de innovación chileno, creó el programa Know Hub Dual-Tech, para resolver problemas tecnológicos a través de las capacidades del ecosistema nacional de  Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación (CTCI) y el impulso de emprendimientos de base científico-tecnológica (EBCT), que puedan llegar a convertirse en proveedores sofisticados del sector defensa y el mercado civil, es decir, sean tecnologías duales.

Dual-Tech abarca una serie de iniciativas “entendiendo que la incorporación de la defensa generará inmensos beneficios, no solo al ecosistema de I+D+i, sino al país en general”, indica Ramírez.

Una ellas es el Desafío Avante. Iniciado a fines de 2019, en conjunto con la Armada de Chile y Know Hub Chile, incentiva la participación de la ciencia y el emprendimiento nacional en la búsqueda de soluciones tecnológicas que aporten al mejor desempeño de la institución y al país.

Cuando se impusieron colaborar para la incorporación de la Defensa al ecosistema de I+D+i, cuenta Ramírez, pensaron que sería un proceso largo y que quizás al cabo de unos años lograrían algún interés en las Fuerzas Armadas. Sin embargo, añade, se encontramos con que la Armada no sólo pensaba de manera similar, sino que su incorporación al ecosistema es parte de su plan estratégico de I+D, y estaban en la búsqueda activa de un socio para el diseño e implementación de Avante.
“La coincidencia de objetivos y motivaciones facilitó enormemente el proceso”, explica.

Fernando Le Dantec, Contraalmirante y director de Programas, Investigación y Desarrollo de la Armada, explica que Avante se ha transformado en una herramienta que permite llevar la vinculación con el ecosistema de innovación y emprendimiento a un nuevo nivel, “donde podemos contar con profesionales de diversas áreas y formación al servicio de nuestra Armada en la búsqueda de estrechar las brechas de desarrollo tecnológico orientado en la Defensa”.

Salud Activa

En total, 62 equipos de emprendedoras y emprendedores tecnológicos han sido parte de las dos versiones de Avante, cuatro de ellos fueron seleccionados por ANID en su concurso Startup Ciencia, financiamiento que les permite perfeccionar sus tecnologías para resolver problemas duales.  Este año el objetivo es la modernización del modelo de medicina preventiva de la Armada de Chile. Cuenta con tres ejes prioritarios: la captura de datos de salud, la definición de índices de riesgo y la calendarización dinámica de atención médica.

Serán ocho los equipos seleccionados al programa, de los cuales cuatro pasan a la segunda fase donde reciben hasta 2 millones cada uno para el desarrollo de su producto mínimo viable, es decir, que cumpla con las funciones mínimas para ser lanzado al mercado. De los cuatro seleccionados, se escogerán dos ganadores, quienes se llevarán $90 millones en total para implementar un plan de trabajo de seis meses, escalar y acercar la tecnología a su mercado.

Los emprendimientos de base científico-tecnológica que deseen participar pueden postular hasta el 30 de enero 2023 en sitio web: https://knowhub.cl/avante/ (Pamela Squella)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.