Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Visitamos la Base Naval La Unión de la Fuerza Naval de El Salvador

Hasta hace poco, la costa salvadoreña era un paraíso para los narcotraficantes. La Fuerza Naval de El Salvador (FNES) logró cambiar el rumbo, pero no puede hacerlo indefinidamente con escasos recursos. La FNES no puede luchar contra el narcotráfico, el contrabando marítimo, la piratería, la protección de la pesca, la protección del medio ambiente marítimo, la búsqueda y salvamento y la vigilancia marítima en general, en alta mar.

Le corresponde a la Fuerza Naval de El Salvador (FNES) la custodia de 88.000 km2, correspondientes al reclamo de soberanía y jurisdicción sobre el mar, el subsuelo y el lecho marino a una distancia de 200 millas náuticas contadas desde el punto más bajo. La FNES ha cumplido su misión con gran esfuerzo y con medios agotados.  La llegada del PM-15 el pasado 13 de abril  fue una excelente noticia, es el segundo navío fabricado por la Metal Shark de la serie de 13 que serán entregados a Republica Dominicana, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Guatemala y otros.  El primero de la serie fue entregado a la Republica Dominicana, el segundo a El Salvador, y el tercero a Honduras.

El Contralmirante Exón Oswaldo Ascencio Albeño, comandante de la FNES, con autorización por parte del Vicealmirante Merino Monroy, nos facilitó visitar la Base Naval La Unión, para poder observar de cerca el nuevo navío y los esfuerzos de recuperación que se desarrollan.

La Base de La Unión está hoy bajo el liderazgo del capitán de Navío Granados Moran, y en ella nos reciben los capitanes de corbeta Rafael Morales, de la Comandancia y Rodrigo Cáceres, de la Base Naval, y quienes nos facilitaron el acceso al muelle y elevador marítimo.  Lo primero que nos impresionó fue que, finalmente, se han removido un sin número de navíos que solo estorbaban, pues habían dejado de funcionar hace mucho.  El PM-12 se ha removido del muelle y se ha cortado en dos secciones que serán acomodadas como parte de un simulador naval.

Vimos el nuevo PM-15, cuya tripulación completó su adiestramiento el 30 de abril.  El 85-Defiant es un monocasco de aluminio soldado utilizando la plataforma de patrulla Damen Shipyards Spa-2606, mide 87’ de eslora y 19' 6 de manga, un casco de aluminio en V profunda completamente soldado con una proa inclinada. Es similar en diseño y concepto al USCG Marine Protector, pero en lugar de dos motores MTU 8V 396 TE94s, está propulsado por dos motores Caterpillar C32 de 1600 hp. A la FNES se le ha asignado uno, pero necesita al menos uno, e idealmente dos, más.  Precisamente, la Guardia Costera de EEUU (USCG) ha retirado ya ocho Marine Protector que podrían estar disponibles, aunque se aconsejaría su cambio de motor en cualquier traspaso para aliviar logística.

El PM-15 porta un “punto duro” para atornillar un pedestal MK-16 para ametralladora M2HB (12,7mm) directamente en la proa, y dos puntos duros para atornillar pedestales para ametralladoras M60, siempre a proa, pero a babor y estribor frente al puente.  El Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico (CIDET) podría acomodar una plataforma atornillada al existente punto duro de proa para colocar armamento del tipo MK67 (20mm) o MK38 (25mm); mientras que las dos M60 quizás pudiesen colocarse en los puntos duros a babor y estribor del puente.

Además, la FNES ha implementado un programa para recuperar la mayor cantidad de embarcaciones posible. De los barcos SAFE Defender proporcionados, dos están operativos y dos más están en reparación; un Guardian 27 está de vuelta en servicio y uno más se recuperará pronto; hay 7 BW Justice en funcionamiento y uno en mantenimiento; dos SeaArk Protector nuevamente en servicio, con cuatro en proceso de recuperación; y un Lantana RPB en recuperación y dos operativos.  Se trabaja en las máquinas del PM7, y se continuará con la del PM6 más tarde.  Aunque se han repotenciado los motores del PM-10 y PM-11, las naves todavía necesitan su SLEP, pues es claro el efecto del tiempo, sobre todo en sus ventanas y cascos.

La FNES está interesada en al menos una patrullera oceánica. El ministro de Defensa, vicealmirante René Merino Monroy, manifestó que busca una patrullera de entre 50 y 78 metros de eslora, a lo que apuntamos que en los EE. UU se han comenzado a retirar las naves de la clase Cyclone, las cuales podrían adquirirse para su modificación a OPV. 

Precisamente la aprobación por parte de la nueva Asamblea Legislativa el 11 de mayo de un crédito de $91 millones de dólares para la Fase II, denominada Oportunidades, y Fase III, llamada Modernización, del Plan Control Territorial del Gobierno del presidente Nayib Bukele.  Este último suma unos $50 millones destinados a Defensa, a incluirse la adquisición de un Bell 412, y un OPV, cada uno por $13 millones. (Julio Montes)

Fotografia: PM10 y PM15 en La Union (J  Montes)

PM7  en proceso de reciclaje (J  Montes)

Reciclando lanchas fluviales y PC (J  Montes)

PM12 en proceso de reciclaje (J  montes)

NCPV 85 Desafiante

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.