Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Thyssenkrupp, liderando el Consorcio Aguas Azuis, construirá las futuras corbetas brasileñas Clase Tamandaré

El consorcio Aguas Azules (Atech Negocios en Tecnologías SA, Embraer SA y Thyssenkrupp Marine Systems GmbH como socios principales) ganó el Programa Corbetas Clase Tamandaré de la Marina de Brasil, junto con las siguientes firmas subcontratistas: Ares Aeroespacial y Defensa SA, Fundación Ezute, Oceana Astillero SA, Omnisys Ingeniería Ltda, SKM Electro Electronica Ltda y WEG equipos eléctricos SA.

La propuesta final del ya ganador llegó el pasado 8 de marzo, junto a las de otros tres competidores, finalistas de la lista corta. El consorcio alcanzó, en la fase de selección, índices de contenido local del 31,6%, para el primer buque, y promedio del 41% para los demás. La propuesta ganadora presenta un proyecto de un buque de propiedad intelectual de la empresa alemana TKMS, basado en la clase "Meko A100".

Las futuros corbetas de la clase Tamandaré van a navegar a la velocidad de 14 nudos, tendrán 107,2 metros de longitud, con 15,95m de boca máxima, 5,2m de calado y 3.455 toneladas de desplazamiento, siendo propulsadas por cuatro motores MAN , y cuatro diesel generadores Caterpillar. Emgepron iniciará las acciones para la firma de los contratos con la futura Sociedad de Propósito Especial "Aguas Azuis". Se estima que el contrato principal y los demás contratos vinculados (transferencia de tecnología, apoyo logístico integrado y compensación), para la obtención de hasta cuatro buques , se firmen antes del final de este año, de conformidad con las condiciones previstas en la RFP (request for). La entrega definitiva de los buques a la Marina está prevista entre 2024 y 2028. Las inversiones son del orden de US$ 1.600 millones, con la posibilidad de generar cerca de 2.000 empleos directos y 6.000 indirectos.

El proceso transcurrió a lo largo de 15 meses, desde la divulgación del Request for Purpose, en diciembre de 2017. Durante ese período se ejecutaron las fases de cuestionamientos, análisis y refinamiento de las propuestas, seguido por negociación, involucrando la emisión de 386 circulares entre la entrega la gerencia del proyecto y los proponentes.

La selección contó con apoyo técnico en áreas específicas de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) y del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES). El análisis final fue compuesta por 215 criterios, formulados por los expertos de las directivas técnicas y del sector presupuestario / financiero de la Marina, englobando las siguientes áreas de análisis: plataforma; sistemas de combate; comunicaciones y TI; aeronave; propuesta comercial y tributos; capacidad técnica de los astilleros accionales; ciclo de vida; y transferencia de tecnología, compensaciones y contenido local.

La Marina indicó que por primera vez negociará simultáneamente la gestión del ciclo de vida de los buques, incluido el contrato de apoyo al servicio (mantenimiento postventa). "Tal iniciativa, dependiendo del éxito alcanzado, contribuirá a una mayor disponibilidad operativa de los futuros buques durante todo el ciclo de actividades, además de contribuir a una mayor perennidad de negocios para la base industrial de la defensa (BID)", dice la fuerza naval en nota.

El proceso de selección se basó en 2 instrumentos básicos para la toma de decisiones: Análisis Multicriterio a la Decisión (AMD) y Análisis de Riesgos. AMD se compuso de 215 criterios. Tales criterios fueron establecidos de forma matricial, con la participación de los especialistas de las Direcciones Técnicas y del Sector Presupuestario / Financiero, englobando las siguientes áreas de análisis: Plataforma; Sistemas de Combate; Comunicaciones & TI; aeronave; Propuesta Comercial y Tributos; Capacidad técnica de los astilleros nacionales; Ciclo de vida; y Transferencia de Tecnología, Compensaciones y Contenido local.

El segundo instrumento igualmente importante para la selección de la Mejor Oferta se basó en un permanente Análisis de Riesgos en las diversas fases del proceso, a la luz de las orientaciones emanadas en el Decreto nº 9.203 / 2017 y demás instrumentos y orientaciones relacionadas. Tales documentos definen las buenas prácticas de gobernanza pública, principios y directrices, con el propósito de aportar mayor seguridad técnica y jurídica al proceso decisorio. Para predecir los eventos (riesgos, problemas, oportunidades o beneficios), a semejanza de la estructuración de AMD, las propuestas se analizaron tomando como base las mismas áreas centrales de interés para el proceso de elección, como ya se ha descrito anteriormente. Adicionalmente, se analizaron los eventos relacionados con las capacidades jurídica / fiscal y económica / financiera de las empresas accionistas de los Consorcios, de las empresas responsables de las transferencias tecnológicas de los Sistemas de Gestión de Combate y de la Plataforma, así como de los astilleros nacionales involucrados.

"En este consorcio con Thyssenkrupp Marine Systems ofrecemos el único modelo sólido de asociación nacional con capacidad comprobada de retener la transferencia de tecnología y garantizar su desarrollo para futuros proyectos estratégicos de defensa en Brasil", afirmó Jackson Schneider, Presidente y CEO de Embraer Defesa & Segurança, Jackson Schneider. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.