Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Russian Helicopters pendiente de que sus socios brasileños resuelvan cuestiones técnicas para mantener en Brasil los Mi-35M de la FAB

La reparación y mantenimiento de los helicópteros Mi-35M de la Fuerza Aérea de Brasil (FAB) se llevará a cabo sobre la base del centro de servicio de la compañía  brasileña Aviacao e Servisos (IAS), autorizada por la FAB , en el marco de las obligaciones de compensación de Russian Helicopters en virtud del contrato para el suministro de 12 helicópteros Mi-35M a Brasil.

El contrato entre ambas compañías fue suscrito a finales 2020 y se traducirá en que Russian Helicopters proporcionará kits de reparación de grupo para aquellas unidades que se repararán en Brasil, suministrará una serie de componentes nuevos y también reparará parte de las unidades en el territorio de la Federación rusa. Además, los especialistas del centro de construcción de helicópteros “Mil y Kamov” llevarán a cabo una extensión individual del recurso de reparación para los helicópteros Mi-35M.

"Damos importancia especial a este proyecto y estamos completamente listos para su implementación. Estoy seguro de que nuestros socios brasileños podrán resolver rápidamente una serie de problemas técnicos para comenzar a trabajar. En particular, esperamos que la IAS firme cinco acuerdos adicionales, y nos envíe las listas de unidades acordadas con la fuerza aérea brasileña para su reemplazo o reparación en Rusia. Sin estos documentos, no podemos comenzar la producción y complemento de la propiedad y las unidades necesarias para la revisión", explica Andrei Boginsky, director general del holding Russian Helicopters.

El helicóptero Mi-35M es capaz de transportar hasta 1500 kg de municiones u otras cargas dentro de la cabina, así como hasta 2400 kg de carga en suspensión externa, llevar a cabo operaciones de evacuación de heridos y de transporte de distinta índole además de realizar misiones de combate para el apoyo aéreo de las unidades de las fuerzas terrestres. Puede realizar despegues y aterrizajes a altitudes de hasta 4.000 m sobre el nivel del mar. Además, las exitosas soluciones de diseño utilizadas en el Mi-35 permiten el uso del helicóptero ruso en una amplia gama de condiciones físicas, geográficas y climáticas, incluso en las montañas, a temperaturas de -50°C a +50°C.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.