Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rusia instalará una nueva estación Glonass en Brasil

Será en la región Norte, en emplazamiento a definir, según la Agencia Espacial Brasileña. Brasil ya es el mayor anfitrión de bases de este tipo fuera de Rusia. El Glonass, acrónimo para Sistema de Navegación Global por Satélite, surgió en 1982 para hacer frente al GPS (siglas en inglés para Sistema de Posicionamiento Global) estadounidense, hoy estándar en el mundo.

En 2011, su constelación de 24 satélites quedó  operativa y con cobertura global -algo que sólo el GPS ya había alcanzado, con sus 31 satélites funcionando hoy (24 en activo, 3 satélites de repuesto, 2 en mantenimiento, uno en servicio y otro en pruebas) , previéndose un total de 50. Como todas sus bases quedaban en Rusia, había problemas de precisión para el servicio en algunas áreas del mundo. En condiciones ideales, tanto GPS como Glonass pueden focalizar receptores en un radio de centímetros, pero el servicio comercial usualmente trabaja con un margen de error de tres metros.

Los sistemas de navegación globales tienen tres satélites triangulando la posición en el suelo y una habitación para sincronizar el horario con el reloj del aparato receptor en tierra. Estos sistemas en el espacio necesitan ser controlados por sistemas en tierra y tener su posición en órbitas a 19.100 km de altitud calibradas- algo más bajo que el GPS (20.200 km) - y por eso Rusia buscó socios en otras latitudes. Brasil, por su histórico de cooperación con Moscú en el área espacial y por la posición geográfica, fue buscado y, en 2013, la Universidad de Brasilia recibió la primera antena del Glonass fuera de Rusia.

Un año después, se instaló una unidad de medición óptica láser, que necesita mantenimiento constante y operación por un equipo de siete empleados trabajando turnos de 12 horas. La contrapartida a Brasil es acceso a la tecnología de geolocalización. También los funcionarios brasileños son pagados por Rusia, por medio de un convenio de valor no revelado.

En 2016, fueron abiertas bases del Glonass también en las universidades federales de Pernambuco, en Recife, y de Santa María,  donde también existe una estación de rastreo satelital. En el Hemisferio Sur, hay una estación del Glonass también en Sudáfrica y tres unidades en la Antártica.  En América Central, la primera base fue abierta el año pasado en Nicaragua con alto grado de confidencialidad, lo que llevó a especulaciones varias, aunque los equipos sólo sirven para calibrar satélites, no teniendo capacidad de captación de informaciones.

(Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Río de Janeiro)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.