Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Las presiones de la Fuerza Aérea Brasileña tumban el decreto que autorizaba al Ejército a tener aeronaves de ala fija

Debido a la mala repercusión que tuvo en la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) el presidente de Brasil ha dado marcha atrás al decreto del 2 de junio que   autorizaba al Ejército a tener aeronaves de ala fija. El comandante de la FAB adujo, aún reconociendo carencias respecto a la cobertura de las otras fuerzas en la región amazónica,  que su flota de  aeronaves de transporte, de más de 100 aparatos, vuela la mitad de lo que podría y, que, así las cosas, la vuelta del ala fija al Ejército Brasileño atentaría contra la misión del Ministerio de Defensa respecto a la interoperabilidad entre las Fuerzas, inclusive la aeronave seleccionada por el Ejército, la C-23B, no tiene correlación con el parque aeronáutico de la FAB.

Así, Bolsonaro restauró el decreto de setiembre de 1986 que autoriza al Ejército a tener un componente aéreo compuesto únicamente por helicópteros. De todos modos los C-23B Sherpa  ex US Army ya están negociados, así como la formación de pilotos y mecánicos por parte del Ejército, por lo cual lo que se aguarda es que de comienzo una negociación entre ambas Fuerzas. Años atrás, el Ejército había acordado con la FAB el uso de cinco bandeirantes con insignias mixtas para tareas amazónicas.  (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.