Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Se prepara el lanzamiento del sexto satélite chino-brasileño CBERS-4A

El satélite chino-brasilero CBERS-4A da los últimos pasos previos a su lanzamiento, que se realizará en el segundo semestre de este año. Los expertos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) y de la Academia China de Tecnología Espacial (CAST) concluyeron las pruebas de vibración acústica y senoidal, comprobando que el satélite atiende a las especificaciones del lanzador.Este es el sexto satélite del Programa CBERS, asociación espacial entre Brasil y China que cumplió 30 años en 2018. Los trabajos en el CBERS-4A se desarrollan en el Laboratorio de Integración y Pruebas (LIT) del INPE, en São José dos Campos. En mayo, el satélite será transportado al Centro de Lanzamiento de Taiyuan, en China.

En la cámara acústica reverberante del LIT, el satélite fue expuesto a ruidos de alta intensidad, similares a lo que va a sufrir en el lanzamiento. El CBERS-4A también pasó por pruebas de vibración en cada uno de sus tres ejes de referencia. "El objetivo es verificar la robustez mecánica del satélite y sus subsistemas y la compatibilidad dinámica con el lanzador", informa Antonio Carlos de Oliveira Pereira Junior, que coordina el Segmento Espacial del Programa CBERS en el INPE. "Concluida la campaña de pruebas de vibración, realizamos la prueba de apertura de los paneles solares, las pruebas de apertura de las antenas DTS y la realización de verificación de alineación, que completan las pruebas mecánico-dinámicas, a continuación, tenemos la preparación del satélite para la prueba de simulación del ambiente espacial en cámara vacio-térmica ", explica el coordinador.

 Antes de la etapa de vibración, tuvo lugar  la de balanceo y medidas de propiedades de masa del satélite. El balanceo se realiza para satisfacer los requisitos de posición de centro de gravedad establecidos por el vehículo lanzador y por el subsistema de control de actitud y órbita. El conocimiento preciso de las propiedades de masa del satélite es fundamental para su desempeño. Las imágenes del satélite chino-brasileño son distribuidas gratuitamente y permiten monitorear deforestaciones, verificar desastres naturales, la expansión de la agricultura y de las ciudades, entre otras aplicaciones. El programa CBERS introdujo a Brasil y China en la categoría de los países poseedores de los satélites más utilizados en todo el mundo, como Estados Unidos (Landsat), India (Resourcesat) y la Unión Europea (Copernicus). (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.