Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El nuevo radar 3D Thales Omnisys en la frontera oeste de Brasil

La estación de radar para el control del tráfico aéreo en Porto Murtinho, a 362 km de Campo Grande, Brasil, está casi terminada. El equipo ampliará la vigilancia aérea brasileña y combatirá el tráfico aéreo ilícito, centrándose en el Medio Oeste brasileño. Su funcionamiento permitirá monitorear los vuelos clandestinos a baja altura en la región fronteriza y ampliar la capacidad para identificar vuelos no autorizados, colaborando con acciones de vigilancia del espacio aéreo y combate al narcotráfico.

“Estamos aumentando la capacidad de vigilancia del espacio aéreo en el territorio nacional, reforzando las acciones para mantener la soberanía y seguridad de nuestras fronteras”, dice el presidente de la Comisión de Implementación del Sistema de Control del Espacio Aéreo (CISCEA), Brigadier del Aire Sergio Rodrigues Pereira Bastos Jr.

Con el sistema, es posible detectar aeronaves a altas velocidades con gran maniobrabilidad, como aviones de combate, y obtener información con un alto grado de asertividad, permitiendo mejores acciones de interceptación por parte de los cazas FAB.

Producido por la empresa Omnisys, el equipo forma parte de una nueva generación de radares primarios de largo alcance, capaces de detectar aeronaves cooperativas y no cooperativas. Están equipados con capacidad altimétrica, lo que permite la identificación de objetivos con precisión, además de funciones de protección electrónica que los protegen contra interferencias electromagnéticas, ya sean intencionales o no. La producción es parte de un contrato firmado a través de la Comisión de Implementación del Sistema de Control del Espacio Aéreo (CISCEA), a fines de 2018, un contrato para el suministro de tres radares en Mato Grosso do Sul: Corumbá (inaugurado en agosto), Porto Murtinho y Ponta Porã.

Los radares son fabricados en Brasil por la empresa Omnisys, en São Bernardo do Campo, lo que permite un acceso rápido a toda la cadena de producción, agilizando los procedimientos de asistencia técnica por parte del fabricante. El proyecto también prevé la absorción de conocimientos técnicos por parte del Comando de la Fuerza Aérea (COMAER), con el objetivo de realizar actividades de mantenimiento preventivo y correctivo, minimizando los costos logísticos y manteniendo un alto nivel de disponibilidad de equipos.

El modelo, originalmente Thales LP23SST-NG, ensamblado localmente, es parte de una nueva generación de radares primarios de largo alcance, capaces de detectar aeronaves cooperativas y no cooperativas y estará equipado con capacidad altimétrica, permitiendo la identificación de objetivos con precisión, además de funciones de protección electrónica que protegen al radar contra interferencias electromagnéticas, ya sean intencionadas o no. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.