Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El nuevo navío de auxilio submarino brasileño también asumirá operaciones antárticas

El nuevo Navío de Socorro Submarino (NSS) "Guillobel", fue pintado de rojo en su casco, lo que indica la posibilidad de su uso antártico, y el indicador visual K120. El barco, antiguo DSV "Adams Challenge", atracó en la Base Naval Almirante Castro e Silva (BACS), en Niterói, el 19 de diciembre de 2019.

El contrato de adquisición del DSV "Adams Challenge" se formalizó en octubre del año pasado, con el objetivo de reemplazar el NSS "Felinto Perry" que se encuentra en su fase final del ciclo de vida. El NSS Guillobel tiene 85 metros de largo, 18 metros de ancho y 8 metros de alto.

Tiene una plataforma de vuelo en la proa, sobre el puente, capaz de recibir helicópteros del tamaño de un Super Puma Eurocopter AS332L de 9 toneladas (cargado para el despegue), y cuenta con un área libre detrás de la cubierta principal, desde, aproximadamente 540 m² (al lado de un guinche con una capacidad de hasta 100 toneladas). En términos técnicos, es un buque de apoyo offshore multifuncional con posicionamiento dinámico y eléctrico, diseñado para soportar una amplia variedad de actividades de soporte offshore, incluido el soporte de buceo y la gestión del ROV (vehículo operado de forma remota). (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.