Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La mayor incautación de manganeso en Brasil

La Operación Ágata Norte se saldó en Brasil con la mayor incautación jamás realizada en el estado amazónico de Pará: 146.000 toneladas de manganeso, además de la destrucción de 3.000 plantas de marihuana. Su éxito fue una acción conjunta de la Marina, la Policía Federal,  IBAMA, la Agencia Nacional de Minería e Impositiva.

Este tipo de acción conjunta interinstitucional tiene como objetivo intensificar la fiscalización en ríos y zonas portuarias, combatiendo los delitos ambientales, el tráfico de drogas y armas, el contrabando y la malversación de fondos. La Operación Ágata Norte 2020 complementa las acciones de la Operación Verde Brasil 2. En total participaron en las acciones 33 policías federales, más de 100 infantes de marina, así como inspectores de Ibama, ANM y auditores.

Todo el mineral incautado era de origen ilegal, extraído en Pará y vendido con facturas “recalentadas” por empresas que tienen permisos de explotación. Además del mineral, se incautó maquinaria. El mineral de manganeso se considera un material esencial en la fabricación de aleaciones metálicas, especialmente combinado con hierro en la producción de acero.

Simultáneamente, en el occidente del país, la Policía Federal puso en marcha la denominada Operación Iratus contra la minería y tala ilegal en la Tierra Indígena Parque Aripuanã, en Rondônia, en cumplimiento de la resolución judicial emitida por la Justicia Federal, Subsección Judicial de Vilhena, en este estado brasileño.

El primer día de la operación se realizó un allanamiento en un yacimiento mineral ilegal identificado dentro de la Reserva Indígena Parque Aripuanã, donde se destruyeron equipos utilizados en actividades mineras ilegales, especialmente de diamantes. El jueves, la acción tuvo como objetivo reprimir la tala ilegal de la misma reserva indígena. Además de la destrucción de instalaciones y maquinaria, se implosionó un puente construido sobre el río Roosevelt exclusivamente para el transporte de madera.

Al operativo asistieron unos 30 agentes de la Policía Federal, además del IBAMA y el Cuerpo de Bomberos Militares de Rondônia. El desplazamiento a los lugares, de difícil acceso, se realizó con el uso de dos helicópteros, utilizando técnicas de rappel.

La labor de investigación comenzó en julio de este año con la detención en flagrante delito de un hombre que realizaba el transporte de madera extraída ilegalmente de la Tierra Indígena Parque Aripuanã. En respuesta a la representación formulada por la Policía Federal, el Juzgado Federal, Civil y Penal de Vilhena autorizó la destrucción y destrucción de equipos relacionados con la actividad de explotación de recursos naturales del Parque. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.