Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Más de tres años tardó la Fuerza Aérea Brasileña en vender sus Mirage 2000-5Mk2

Con la primer oferta lanzada al mercado a principios de abril de 2016, tras su desprogramación en 2013, la FAB logró, finalmente vender sus Mirage a la empresa francesa Procor. El primer intento lo llevó a cabo la Comisión Brasileña de Aeronáutica en Europa (BACE), sin suerte en ese entonces.Se trataba de 8 cazas monoplaza (de 10 originales) y de uno biplaza, incorporados entre 2006 y 2008 y fabricados en los 80 tras su desafectación en Francia, lo que suscitó enormes dudas en la época, con sus casi 11.000 horas de vuelo promediales.

En aquel momento, tras una idea original de solicitar 2,5 millones de dólares,  se proponía una base de US$ 508.600 por el lote, no muy lejanos a los 452.000 actualmente negociados con la firma francesa Procor, que los usaría como unidad agresora en Emiratos Árabes. Ya en esa época se escuchaban voces que proponían vender las aeronaves en componentes, lo cual hubiera sido, aparentemente, bastante más lucrativo.

Se habían adquirido en 2005 por un valor cercano a los 80 millones de euros, para suplantar, a su vez ,a los viejos Mirage IIIEBR/DBR (localmente F-103E/D, que habían arribado en 1972, tras competir duramente con el BAC Lightning) del 1º Grupo de Defensa Aérea basado en Anápolis , los cuales se retiraban en diciembre de aquel año. Estos Mirage 2000 habían sido elegidos frente a una oferta sudafricana de 10 monoplazas Cheetah C y dos biplazas Cheetah D (incluyendo repuestos y 20 misiles BVR Kentron V4-R Darter)   y otra israelí por 12 Kfir C 10 con aviónica más moderna y mayor expectativa de vida útil. Dassault, en esos tiempos, era accionista de Embraer.

Dado su uso intensivo anterior, esos Mirage recibieron una profunda inspección al ser entregados a Brasil, sin cambios que pudiesen augurar una gran vida útil por delante. Por otra parte, su motor, el SNECMA M53-5 sólo se integró en los primeros 37 modelos de la serie 2000, pasando posteriormente a los más resistentes, potentes y fiables M53-P2. Tampoco eran aptos para usar,más allá de sus 22  misiles infrarrojos Matra Magic II y 10 Super 530D/F (más 4 de entrenamiento), diversos tipos de armamentos más sofisiticados, sin certificar antes un pod designador de objetivos y modernizar su radar Thomson-CSF RDI J2.

Además de Procor (que los utilizaría como escuadrón Agresor frente a otras Fuerzas Aéreas, lo cual significa menos stress y actualización que otros usos de entrenamiento), otra firma brasileña, la metalúrgica  IBR-LAM LAMINAÇÃO DE METAIS LTDA, ubicada en Itatiaia, Río de Janeiro, ofreció 451.000 dólares para fundir el metal de las aeronaves, aunque hay quien afirme que se podrían desarmar para ofrecer por partes. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.