Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Llegan al estado brasileño de Ceará tropas federales ante una rebelión generalizada del narcotráfico local

Los estados de Ceará y Pará se han visto conmovidos por un levantamiento delictivo que llegó a incendiar más de 20 ómnibus, otros tantos autos particulares, damnificó seriamente un viaducto de grandes proporciones, atacó bancos, sedes policiales y municipales, destruyó sistemas de videovigilancia, incendió bornes eléctricos , camiones de comida, entornos escolares, atentó contra centros comerciales, juzgados e intimidó a comerciantes , tiroteando entidades varias. En el caso cearense, existiendo una atmósfera previa bastante tensa, los incidentes habrían sido estimulados por la decisión del nuevo director del sistema de Administración Penitenciaria, Luis Mauro Albuquerque, de prohibir el agrupamiento en las cárceles de los presos de acuerdo a su facción criminal de pertenencia, redistribuyéndolos según los delitos cometidos y su peligrosidad, al tiempo que se incrementa la vigilancia de la comunicación de los mismos con el exterior, anunciándose la eventualidad de la compra de más bloqueadores de teléfonos móviles, así como la suspensión temporal de las visitas carcelarias.

Al momento de iniciarse este insólito alzamiento, el 40 % de la Policía Militar de Ceará -una de las peores pagas de Brasil- estaba en vacaciones anuales, siendo re convocada a servicio, mientras el presidente Bolsonaro y el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, enviaron más de 300 miembros de la Força Nacional (por primera vez comandados por un cearense, el cnel. Antônio Aginaldo de Oliveira , ex jefe de los cuerpos policiales de elite locales) y la Policía Federal, con ayuda del Ejército y la Fuerza Aérea,a este teatro de operaciones, que ya hace un año había pasado por situación semejante, con brutales enfrentamientos, como un tiroteo en una discoteca con un saldo de 14 muertos y otros  graves incidentes. Sorprendentemente ,las casi 100 acciones subversivas sobre 25 localidades llegaron hasta el mismísimo enclave turístico VIP de Jericoacoara, con el incendio de un bus escolar. Hasta el momento hay unos 90 detenidos, así como 250 presos indagados como instigadores de esta situación.

El presidente Bolsonaro, no obstante reprochar al gobernador  reelecto de Ceará, Camilo Santana (quien por ser un notorio referente opositor, ni siquiera concurrió a su asunción presidencial) la demora en solicitar la intervención-los insucesos se venían gestando días antes del cambio de mando- no descarta incrementar la participación de efectivos federales en el combate a la delincuencia local. "El pueblo de Ceará nos precisa", declaró, mientras, el vicepresidente Hamilton Mourao no ocultaba su desazón por no haberse enterado al gobierno el mismo 1 de enero, apenas asumido. De incrementarse la violencia podría considerarse el uso de militares, aunque para minimizar esta posibilidad a futuro, el Ejecutivo pretende crear gabinetes de crisis regionales permanentes, con representantes federales y estaduales, con hipótesis concretas de actuación.

Para el Secretario Nacional de Seguridad Pública, el general Guilherme Teophilo- quien recientemente disputó el gobierno del estado de Ceará con el propio gobernador Santana, basando su campaña en la falta de seguridad existente- "no se va a negociar ni a bajar la cabeza frente a los criminales ni a negociar con sus representantes, sino que vamos al combate que ellos mismos nos impusieron, máxime cuando ya había indicios claros de que estos enfrentamientos sucederían".

En el estado amazónico de Pará, mientras tanto, además de registrarse un aumento de la criminalidad, crímenes ambientales e intentos de atentados extremistas a estratégicas vías de tren, 140 presos con salida transitoria  navideña no retornaron a la carcel, aguardándose un recrudecimiento del delito en las próximas horas. El gobernador Helder Barbalho solicitó en las últimas horas de ayer la intervención federal, mientras el ministro Moro anuncia que quizá "más estados pedirán efectivos federales en los próximos días". (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Río de Janeiro)

Fotografía: Ceará incendios


·Ceará ataque a escuela


·Força Nacional Ceará


·Un 767 de la FAB embarca tropas a Ceará


·Puente atentado


·Bomberos apagan incendio en estacionamiento


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.