Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El gobierno de Brasil arrendará más de 20 aeronaves para combatir incendios forestales

El Ministerio de Medio Ambiente llamó a licitación para la contratación de aeronaves y helicópteros dedicados a combatir incendios forestales, con una inversión cercana a los 25 millones de dólares. El acuerdo involucra al Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio), agencia vinculada al ministerio, que trabaja en la gestión y contratación de los recursos.

En total, serán dieciséis aeronaves para el combate directo de incendios forestales y hasta ocho helicópteros para apoyo logístico a los brigadistas. El objetivo es brindar mejores capacidades para combatir ocurrencias dentro del período de emergencia ambiental de la estación seca.

Brasil es históricamente uno de los países que más sufre los incendios forestales, en parte por el ecosistema nacional, en parte por la forma de abrir pastizales con el uso del fuego y también por fenómenos climáticos específicos o por quemas fronterizas. Aún así, las fuerzas públicas nunca tuvieron equipos federales de extinción de incendios aéreos, generalmente utilizando solo el Hércules C-130 de la FAB equipado con un sistema de lanzamiento de agua, o la capacidad de helicópteros militares que transportan agua desde un vertedero exterior. Brasilia, Mato Grosso y Minas Gerais solo cuentan con aeronaves antiincendio (donde, en iniciativa conjunta regional, existe, bajo el mando del Instituto Forestal Estatal, la denominada Fuerza de Tarea Previncêndio en el Aeropuerto Municipal de Curvelo, manteniendo también una escuela de pilotos especializados).

La expectativa es que se contrate el modelo Air Tractor AT-802F, que podrá volar hasta 500 horas de vuelo por unidad, con capacidad para liberar hasta 2.500 litros de agua por lanzamiento. El proyecto establece que las aeronaves se desplegarán entre las bases de Cuiabá (Mato Grosso), Brasilia, Santana do Riacho (Minas Gerais) y Lençóis (Bahía). Pueden trasladarse a cualquier zona del territorio nacional, de ser necesario. Los helicópteros tendrán su base en Brasilia y Belo Horizonte (Minas Gerais) y se utilizarán por unas 420 horas de vuelo al año.

Si bien los mismos pueden llegar a áreas de difícil acceso, mover equipos de emergencia y carga con mayor agilidad ,así como apoyar el monitoreo aéreo de áreas protegidas, los Air Tractors actuarán directamente en la extinción de incendios y también pueden aliviar la intensidad del calor y la altura de las llamas para ralentizar la marcha o avance de las líneas de fuego y permitir la acción desde el suelo con mayor eficacia.

Simultáneamente, otros estados adquirían aeronaves anti incendio para sus flotas regionales. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.