Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército Brasileño en la lucha contra la deforestación de la selva

El operativo Verde Brasil 2 ya está en marcha e involucra a 3.800 efectivos del Ejército, 110 vehículos, 20 embarcaciones y 12 aviones, con bases en Belém, Porto Velho y Cuiabá. Según la Vicepresidencia de la República, responsable de la operación, inspectores del Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama) y el Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio) ya están realizando búsquedas y evaluaciones en los lugares, protegidos por fuerzas federales que operan en la región con poder policial conferido por  decreto.

Según el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourão, "la capilaridad de las Fuerzas Armadas permite el establecimiento de bases en el terreno, que facilitan el trabajo de inspección y, sobre todo, garantizan la seguridad y protección de los agentes especializados". En varias áreas de la Amazonía legal y el Pantanal, la presencia del Ejército y las Fuerzas Armadas en general está siendo decisiva.

En Rondônia Acre se inspeccionaron 5 empresas madereras y 48 propiedades. Las empresas madereras tienen sus actividades paralizadas hasta la verificación completa de la documentación. Las multas totalizaron 900,000 dólares, debido a la deforestación, el transporte ilegal y diversas actividades de tala irregular. Aún como resultado de la acción, se incautaron 825.84 hectáreas de área y se aplicaron 20 sanciones impositivas. La cantidad total de madera incautada fue de 2.271.89 m³, lo que corresponde a casi $ 300.000 dólares. Se investigará el origen de la madera para verificar su posible extracción ilegal.

La primera acción tuvo lugar en las áreas de tala que rodean el Bosque Nacional Jacundá, ubicada entre los municipios de Porto Velho y Candeias do Jamari, particularmente en la región de Vila Nova Samuel, y fue apoyada por dos helicópteros del Ejército. Aproximadamente 200 miembros de instituciones federales, entidades de seguridad pública, inspección y protección ambiental participaron en esta acción, de manera integrada e interinstitucional, tales como: tropas del 17 ° Bda Inf Sl-/17 ° Compañía de Infantería de Selva, 5 ° Batallón Ingeniería de  Construcción, 3. ° y 4. ° Batallón de Aviación del Ejército, ALA 6 de la FAB, Policía Federal, Fuerza Nacional de Seguridad Pública, Secretario de Estado de Seguridad, Defensa y Ciudadanía, Policía Militar Ambiental de la Secretaría de Estado de Desarrollo Ambiental, Departamento de Carreteras , Instituto Brasileño del Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables, Centro de Manejo y Operación para el Sistema de Protección del Amazonas, Defensa Civil e Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad.

La primera semana de la Operación Verde Brasil 2 promovió otras acciones represivas también en el estado de Acre, más precisamente en los asentamientos de Gleba Afluente, una unidad de conservación de uso sostenible, con más de 150 mil hectáreas, ubicada entre los municipios de Manoel Urbano y Feijó. El monto total de las multas impuestas alcanzó aproximadamente $ 120,000 dólares. Además, se incautaron varios materiales, incluidos: 11 motosierras, 10 armas largas, un revólver, 56 cartuchos, 3 teléfonos celulares, 2 pulverizadores, un soplete y prismáticos.

En Pará, al amanecer del 21 de mayo, el 23 ° Escuadrón de Caballería de la Selva brindó apoyo logístico y de seguridad en la BR-422, carretera Transcametá, en una acción interinstitucional con la Policía Federal de Carreteras (PRF), la Policía Federal (PF) ), El Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio) y la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Estado de Pará (SEMAS), en el contexto de la Operación Brasil Verde 2.

Esta acción tuvo como objetivo prevenir y reprimir los delitos ambientales. En la ocasión, las agencias ambientales y de seguridad pública confiscaron 4 camiones de madera de origen ilegal, que fueron entregados a la Secretaría anbiental de Pará, y una pick up Toyota Hilux adulterada.

En las primeras horas del 22 de mayo, se llevó a cabo una acción conjunta entre el 51 ° Batallón de Infantería de la Selva y la 4 ° Estación Federal de Policía de Carreteras. La acción de inspección tuvo lugar en la BR-230, carretera Transamazônica, con el objetivo de prevenir y reprimir los delitos ambientales, principalmente la deforestación ilegal. En la operación, se incautaron 3 camiones de madera, por un total de unos 70 metros cúbicos, entregados a IBAMA. Estos operativos continúan hasta el 10 de junio. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.