Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Algunos matices sobre la asociación de Embraer con Boeing en Brasil

El Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Brasileña, Teniente-Brigadeiro del Aire Nivaldo Luiz Rossato, defendió la asociación de Embraer con la norteamericana Boeing como forma de garantizar el acceso del fabricante de aeronaves brasileñas a nuevos mercados y el mantenimiento de empleos. Para Rossato, lo importante es que Brasil mantenga el pleno acceso a todo conocimiento tecnológico que se vaya a desarrollar si Boeing asume el control por medio de la eventual joint venture. La empresa conjunta es un acuerdo entre dos o más empresas que establece alianzas estratégicas por un objetivo comercial común por tiempo determinado.

"No se van a entregar nuestros conocimientos, ni vamos a perder nuestra capacidad dentro de Embraer", dijo el comandante al participar en audiencia pública en la Comisión de Relaciones Exteriores y de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, en Brasilia.  "En el Ministerio de Defensa, nuestra gran preocupación -y que, yo diría, Brasil como un todo debería tener - es la preservación de nuestra capacidad tecnológica y de nuestra soberanía en esta área", dijo, asegurando que el grupo de trabajo creado por el gobierno federal para acompañar el desarrollo de las negociaciones está considerando principalmente la cuestión de la soberanía y de acceso al conocimiento tecnológico.

"Es justo que la empresa analice todas  las posibilidades, sin sufrir pérdida de conocimientos técnicos. Los acuerdos que se pueden hacer van a tener en cuenta las ventajas que el país podrá tener en la parte económica, tecnológica, de generación de empleos", dijo Rossato, reforzando que los representantes de Embraer ya aseguraron que, a diferencia  del área de la empresa dedicada a la aviación comercial, el sector militar quedará fuera de un eventual acuerdo, siendo destinada a una empresa separada totalmente controlada por Embraer, probablemente a partir de la actual Embraer Defesa & Segurança/EDS.

La empresa brasileña, hasta el momento retiene sus unidades en Gavião Peixoto-interior paulista- OGMA (Alverca, Portugal) y Melbourne(Florida, USA), donde se ensamblan los Legacy 450 y 500, además de los exitosos Phenom.  Aún no está claro cómo se haría el reparto del área de ingeniería de Embraer, responsable de los proyectos de innovación de la compañía y uno de los grandes activos de la empresa brasileña. "La ingeniería de Embraer es fantástica, de clase mundial", evalúa Richard Aboulafia, analista de la industria aeronáutica y vicepresidente de Teal Group, consultoría norteamericana especializada en los sectores aeroespacial y de defensa, favorable al acercamiento de ambas empresas por ser mayormente complementarias.

El gobierno brasileño señala que es importante que, independientemente del formato del negocio, que Embraer mantenga un cuerpo técnico capaz de innovar, proyectar y construir nuevas aeronaves y sistemas. Otra duda versa sobre la sostenibilidad financiera y operacional de la futura Embraer. Hoy, alrededor del 60% de su facturación proviene de la división de jets regionales, la más lucrativa de sus opciones comerciales y exactamente el sector codiciado por Boeing. Sin recursos provenientes de la venta de los aviones comerciales, la empresa brasileña podrá enfrentar dificultades a largo plazo. Según los análisis de la Fundación de Amparo a la Investigación del Estado de São Paulo / FAPESP, puede ser preocupante dejar de atender la existencia de un fuerte entrelazamiento entre las áreas civil y de defensa de la compañía, así como ocurre en las demás empresas aeronáuticas del mundo. Las innovaciones tecnológicas desarrolladas a partir de proyectos militares se transfieren en algún momento a los jets comerciales de la empresa, y viceversa. Este transbordo de tecnología también se da a otras compañías brasileñas que actúan fuera del segmento aeroespacial, con impacto positivo para el desarrollo económico y el crecimiento a largo plazo para el país - y el gobierno quiere garantizar que eso continúe ocurriendo.

Para el ingeniero aeronáutico Ozires Silva, ex presidente y uno de los fundadores de Embraer, si bien se negocia, la asociación podría ser ventajosa para ambas empresas. "Embraer necesita más dinero para fabricar sus aviones y Boeing está dispuesta a colocar ese dinero. La mejor alternativa es la de dos compañías independientes, una participando en la otra "

Al igual que los sectores de aeronaves agrícolas- el mayor vendedor de aviones del grupo, con 1400 fumigadores Ipanema vendidos, y cientos de antiguos modelos licenciados por Piper- y ejecutivas(no se sabe que pasara con los jets comerciales menroes ERJ 145, 140 y 135), también queda fuera del acuerdo la unidad de negocios responsable de los proyectos militares, la Embraer Defensa y Seguridad (EDS), la cual responde por cerca del 16% de la facturación y controla empresas que actúan en áreas de tecnologías críticas, como Atech (control de tráfico aéreo), Visiona (satélites espaciales) y Savis-Bradar (radares y sistemas de vigilancia de fronteras). Esta última tiene una importante participación en el Sistema Integrado de Monitoreo de Fronteras (Sisfron), del Ejército.

El ministro de Defensa, Joaquim Silva y Luna, por su parte,  expresó en el Parlamento que los recortes de recursos al Ministerio- hasta de un 23%- redujeron la capacidad de inversión militar en el país. La mayor parte de los proyectos de Embraer (en el área de Defensa) son generados por el gobierno, confirmó Rossato.

En otro extremo político, el sindicato de los metalúrgicos y los partidos de izquierda brasileños, condenan la nueva sociedad y propugnan una más que improbable re estatización de la fábrica. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Río de Janeiro)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.