Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Enviando “material letal”, Mauricio Macri colaboró con la destitución de Evo Morales, denuncia el Gobierno de Bolivia

El ministro de  la cartera de Defensa de Argentina, Agustín Rossi, confirmó de manera oficial que un avión Hércules C130 de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) con 13 gendarmes del grupo comando Alacrán y un cargamento no especificado, aterrizó el 13 de noviembre de 2019 a las 4:40, en La Paz, Bolivia. Se estima, que el equipo antidisturbios  enviado por el gobierno del expresidente Mauricio Macri y destinado a las Fuerzas Armadas y de Seguridad de Bolivia para apoyar el golpe de Estado, operación que fue denunciada por el canciller Rogelio Maytas, habría llegado a ese país por esta vía.

Bolivia ha denunciado que el gobierno de Mauricio Macri colaboró en 2019 en la destitución del por entonces presidente Evo Morales. Lo afirmó en conferencia de Prensa el ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, que advierten la entrega de 40.000 cartuchos antitumulto y gases lacrimógenos de la Argentina al gobierno que desplazó a Evo Morales. Asimismo, señaló en C5N que aún no se ha podido realizar una constatación entre si eran balas de goma o de plomo, corresponde a las autoridades judiciales, proceda a realizar la investigación.

El canciller boliviano Rogelio Mayta denunció que en noviembre de 2019 “el gobierno de Mauricio Macri aportó material letal para que se pueda reprimir la protesta social y consolidar el gobierno que rompía el orden constitucional en Bolivia”, en alusión al golpe que marcó la salida anticipada de Evo Morales y su sustitución por Jeanine Áñez.

Mayta especificó que la información provino del exjefe de la Fuerza Aérea Boliviana Jorge Terceros Lara, que el 13 de noviembre de 2019 agradeció por nota al entonces embajador argentino Normando Álvarez García el envío de “40.000 cartuchos y gases lacrimógenos” que luego fueron utilizados en la represión de las protestas contra el gobierno de Áñez.

Estos pertrechos llegaron justo en el momento que estaba cayendo el gobierno de Evo Morales, y que “hay una intencionalidad, una articulación que advertimos , es decir no fue una situación organizada solo en Bolivia, hubo incidencias del expresidente de Ecuador y del expresidente de Argentina”.

En su denuncia Mayta también incluyó al gobierno del ecuatoriano Lenin Moreno, que concedió un préstamo a las autoridades bolivianas para apoyar la consolidación del golpe de Estado contra Morales.

Asimismo, se pudo determinar cómo ingreso el “armamento” (material antidisturbios realmente) en los pertrechos de Ecuador se pudieron encontrar registros del transporte  aéreo, y en el caso de Argentina la investigación está abierta y un elemento más es la carta que difundió la Cancillería de Bolivia y en la que se basan sus acusaciones contra el gobierno de Mauricio Macri.

En la carta diplomática se enumera la entrega de 40.000 cartuchos AT 12/70 [la sigla refiere a munición “antitumulto”, más conocida como “balas de goma”], 18 gases lacrimógenos en spray MK-9, cinco MK-4, 50 granadas de gas CN, 19 granadas de gas CS y 52 granadas de gas HC. Mayta vinculó la llegada de esos materiales con las llamadas “Masacres de Sacaba y Senkata” -que ocurrieron apenas dos días después de la carta de agradecimiento del gobierno boliviano al argentino-, y que dejaron 11 muertos y 120 heridos durante la represión de las protestas contra el gobierno de Áñez Mayta comparó la acción conjunta de los gobiernos de Macri y Moreno, “salvando las diferencias históricas”, con el Plan Cóndor desplegado en la región a partir de 1975 y que apuntó contra los opositores de las dictaduras de Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia, entre otros países.

Tras la repercusión de las acusaciones contra Macri, el Presidente argentino, Alberto Fernández envió otra carta al actual presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, donde pidió "disculpas" y planteó que conocer la denuncia le provocó "dolor y vergüenza".

“Me dirijo a usted con el dolor y la vergüenza que me causó haber tomado conocimiento, por medio de la población de la nota remitida por autoridades militares bolivianas el 15 de noviembre de 2019 al entonces Embajador argentino en su país, Normando Álvarez García, de la colaboración del Gobierno del Presidente Mauricio Macri con las fuerzas que perpetuaron el Golpe de Estado contra el Gobierno Constitucional del presidente Evo Morales”, comienza la misiva presidencial. (Lic. Marcela V. Carol)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.