Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El posible nuevo ministro de Defensa argentino y el proyecto de un fondo nacional para reequipar y modernizar a las Fuerzas Armadas

Aunque no se ha anunciado  aún la conformación definitiva del gabinete de ministros del futuro ocupante de la Casa Rosada, Alberto Fernandez,  un fuerte rumor apunta que la cartera de Defensa quedará en manos del que fuera ministro de Defensa durante la última etapa del gobierno de Cristina Kirchner: el polifuncionario Agustin Rossi, actual jefe de la bancada peronista de la Cámara de Diputados del Congreso Nacional.

Este político, que tuviera un muy pobre paso, como todos los ministros de Defensa, por las oficinas del Edificio Libertador, está sindicado como futuro ocupante del sillón del ministerio. Rossi presenta  en estos momentos un Proyecto de Ley para constituir un fondo permanente para reequipamiento de las Fuerzas Armadas. Este articulado implica, si llega a la aprobación real y concreta, el primer intento de conformar un plexo de leyes que permita crear un medio de obtención de financiación segura, como tienen otros países del continente. El  Proyecto de Ley destinado a dotar de más recursos a las Fuerzas Armadas, para que estas puedan cumplir con su misión principal, que es, la Defensa de los intereses nacionales en todo el territorio y mares adyacentes.

Por ello, el documento establece que dada la legislación vigente, particularmente la Ley de Defensa Nacional N° 23.554, la Ley de Seguridad Interior N° 24.059, y los decretos N° 727/2006 y 1729/2007; el instrumento militar debe ser dotado de los materiales necesarios para que pueda cumplir con su misión principal, como también, con las misiones subsidiarias asignadas por el marco legal vigente.

El Proyecto de Ley contiene cinco artículos que anuncian  el plan de acción a seguir para garantizar la existencia  de recursos para las instituciones castrenses, en forma sistemática y concreta. Como punto principal y primero, el documento establece la creación de un Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF), «a fin de financiar el proceso de reequipamiento de las FFAA». Posteriormente, determina que los recursos del FONDEF serán destinados a la «recuperación, modernización y/o incorporación de material de conformidad con lo previsto en el artículo 19 de la Ley N°24.948″. En su Artículo 3, detalla cómo será la asignación de los recursos, entendiendo que, los mismos se darán en conformidad a lo dispuesto por el marco normativo de la Defensa Nacional y las reglamentaciones vigentes.

Asimismo, establece que el fondo estará integrado por el 0,35 % del total de los Ingresos Corrientes previstos en el Presupuesto Anual Consolidado para el Sector Público Nacional para el año 2020.   El 0,5 % para el año 2021,  el 0,65 % para el año 2022,  hasta alcanzar el 0,8 % para el año 2023, «manteniéndose este último porcentaje para los sucesivos ejercicios presupuestarios».

Del mismo modo, en su artículo 5 especifica que el FONDEF deberá ejecutarse anualmente en su totalidad. Y por último, asevera que, será el Ministerio de Defensa la autoridad pertinente para aplicar dicho proyecto de Ley, el control efectivo de los fondos y su administración. Sobre el equipamiento militar, establece también prioridades, siendo la primera la recuperación del material fuera de servicio. En segundo lugar, la modernización «cuando resulte apto, factible y aceptable» y por último la incorporación de nuevo equipo, cuya prioridad será material que tenga capacidad disuasiva, y favorezca la normalización con el equipamiento ya existente a nivel conjunto y a porte nuevo desarrollo tecnológico.

Es imposible mensurar en estos momentos, dada la inestable situación económica y financiera del país, de que montos estamos hablando,  los iniciales implicarían una cifra cercana a los trescientos millones de dólares para el primer ejercicio, que se aplicaría en 2020. Aunque hubo intentos de aplicar un fondo específico para el reequipamiento, con valores de mil millones de dólares efectivos para compras y que fuera aprobado por el mismo Congreso Nacional, nunca llego a la concreción, veremos que ocurre ahora. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.