Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Modernización del arma emblemática del Ejército Argentino, el FAL

Hacia fines de 2018 se distribuyeron los primeros 300 fusiles de asalto automáticos (FAL) modificados y optimizados al Ejército Argentino. Su actualización había comenzado en 2010, hoy regresan como un fusil de asalto de vanguardia. El fusil FAL es un arma rústica, confiable y segura, pero la carencia de adecuados sistemas de puntería resultaba una seria limitación para el combate, aspecto claramente comprobado en la Guerra de Malvinas.

El disponer de un arma no adecuada a las exigencias operacionales actuales colocaba a las Fuerzas argentinas en una situación de inferioridad técnica. Para revertir esta situación, se determinó modernizar el fusil, como plataforma base para el agregado de diferentes accesorios. En el 2010 comenzaba el proyecto, la Dirección General de Investigación y Desarrollo (DIGID) participó en la elaboración de un documento analítico de identificación, formulación y evaluación del proyecto de la modernización del fusil FAL y otro proyecto de investigación y desarrollo para la defensa con el objetivo de modernizarlo, junto con la Facultad de Ingeniería del Ejército (FIE), el cual llevó varios años para su desarrollo.

El primer trabajo buscaba estudiar la factibilidad de ejecución del proyecto, incluyendo su producción, mientras que el trabajo efectuado junto con la FIE, tuvo la finalidad de posibilitar el ensamble y evolución de cuatro modelos de evaluación tecnológica (dos versiones compactas y dos versiones para tirador destacado, siempre respetando el tradicional calibre 7,62 x 51 mm) y sobre ellos, implementar todas las mejoras que permitan obtener un diseño final por arma.

Además, la designación de la Facultad de Ingeniería del Ejército como autoridad de diseño, fue un hecho importante en la ejecución del proyecto, dado que el instituto nuclea un considerable conocimiento sobre el tema, por contar con personal idóneo (docentes y oficiales ingenieros militares en armamento, con amplia experiencia),y poseen la capacidad instalada de un laboratorio de pruebas de armamento, un laboratorio de metalografía y un taller de mecánica, el cual permite ejecutar cualquier modificación sobre los prototipos a desarrollar. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.