¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 15 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El mayor ejercicio naval entre la Armada Argentina y la US Navy en los últimos quince años, Gringo-Gaucho II, concluye con éxito

Con una importante serie de maniobras a realizar, el CVN prosigue su marcha al Pacifico.
Con una importante serie de maniobras a realizar, el CVN prosigue su marcha al Pacifico.

Llegó a su fin tras varias jornadas de intensa actividad operativa el ejercicio Passex “Gringo-Gaucho II” entre la Marina de Estados Unidos y la Armada Argentina en aguas de jurisdicción nacional.

Buscó potenciar el nivel de adiestramiento y articular operaciones combinadas, permitiendo aumentar la interoperabilidad de la Armada Argentina con otra fuerza naval con estándares de la OTAN. En este marco, unidades de superficie y aeronavales se reunieron en un punto de encuentro situado en la milla 150 para realizar operaciones combinadas, tareas de visita, registro y captura, misiones aire superficie, reconocimiento y vigilancia, entre otras numerosas tareas.

El gigantesco navio norteamericano, fue el buque capital de toda la operacion.

La Armada Argentina  desplegó los destructores ARA “Sarandí” D-13 y ARA “La Argentina” D-11 de la Clase MEKO 360H2,  las corbetas ARA “Espora” P-41 y ARA “Rosales” P-42 de la Clase MEKO 140, los patrulleros oceánicos OPV ARA “Storni” P-53, ARA “Piedrabuena” P-52 y ARA “Contraalmirante Cordero” P-54 estos últimos de la División  de Patrullado Marítimo procedentes de la Base de Mar del Plata,  helicópteros Fennec de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros y Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros, y aeronaves Beechcraft B200 de la Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima.

También participaron la Agrupación de Buzos Tácticos y Comandos Anfibios y elementos del  Batallón de Comunicaciones 1 de la Infantería de Marina. Recordemos que el primero de estos ejercicios se hizo en 1990, con la singladura del portaaviones USS “Abraham Lincoln”, el 1991 con el “Kitty Hawk” en 1994 con el “Constellation”, en 2004 con el “Ronald Reagan”, en 2008 con el “Carl Vinson” y ahora este movimiento naval  frente a la costa de la conocida ciudad turística de Mar del Plata.

El ministro Luis Petri sobre el navio estadounidense.

Despliegue norteamericano

Por parte de la Marina de Estados Unidos, se desplegó desde la Estación Naval de Norfolk en los EEUU y en su travesía hacia el Atlántico Sur, el portaaviones USS “George Washington” CVN-73 con el grupo aéreo embarcado, el destructor de la Clase Arleigh Burke”  USS “Porter” DDG-78 y el buque logístico USNS “John Lenthall” TAO-189.

El grupo de combate embarcado lo constituyo el CVW-7 Carrier Air Wing 7 del AIRLANT (Naval  Air Force Atlantic) conformada por los escuadrones VFA.143 Strike Fighter Squadron “Puking Dogs” con F-18 Super Honert, VFA-103 “Jolly Rogers”, también con este bimotor de caza y ataque y el VFA-86 “Sidewinders” con J-35C Lightining II, el VFA-140 Electronic Atack Squadron 140 “Patriots” con EA-18G Growler de guerra electrónica,  VAV Airborne Early Warning Squadron 121 “Bluetails” con E-2D Hawkeye, HHSC-5 Helicopter Sea Combat Squadron “Nightdippers” con MH-60 Seahawk y VCR-40 Fleet Logistico Support Squadron “Rawhides” con aviones bimotores C-2AGreyhound.

Los OPV tuvieron una importante participacion en la maniobra combinada.

Distintos tipos de ejercicios

Gringo-Gaucho II permitió desarrollar diferentes evoluciones y formaciones tácticas en navegación, operaciones de vuelo, además de la concreción de ejercicios antisubmarinos y de comunicaciones. También se  establecieron enlaces entre los buques para fijar un nuevo punto de encuentro. Allí se llevaron a cabo ejercicios de pasajes al habla en proximidad, en tanto el helicóptero Fennec realizó prácticas efectivas de cross deck (despegue y anavizaje) en las distintas cubiertas de vuelo, tanto del portaaviones americano como de las unidades nacionales.

Con respecto a las actividades llevadas adelante, el Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Contraalmirante Carlos María Allievi, expresó: “Este ejercicio permite a la Armada Argentina mejorar la interoperabilidad con otras Marinas, incrementando la confianza mutua y la posibilidad de adiestramiento y capacitación de nuestros hombres y mujeres en interacción con efectivos de otros países. Este fue el mayor ejercicio naval combinado internacional realizado en los últimos quince años con la US Navy”.

El portaaviones USS “George Washington”, con el grupo aéreo embarcado; el destructor USS “Porter” y el buque logístico USNS “John Lenthall”, continuaron su derrota hacia el sur.

Un  Grumman E-2D Advanced Hawkeye,a su lado un pequeño bimotorSuper King Air deL COAN.

La participación argentina en esta ejercitación permite volver al ruedo, reconocer la impresionante perdida de capacidades de la institución naval sudamericana, adiestrar fuertemente al personal de la fuerza frente a un componente naval poderoso, moderno y conjunto en todos sus sistemas de armas. Realizar ejercitaciones exigentes con aliados o vecinos que tienen su flota actualizada y en permanente movimiento operativo, es una buena noticia para las Fuerzas Armadas argentinas. 

Queda un largo camino para recuperar el poderío que alguna vez se tuvo. Las intenciones del nuevo gobierno argentino, expresadas por su ministro de Defensa implicarían un futuro venturoso, tras décadas de desinversión y oprobio. Los próximos meses, nos mostraran si esto es un mero  enunciado político o una realidad.

Gringo-Gaucho II fue presenciado y analizado al detalle por funcionarios del Ministerio de Defensa, grupo encabezado por su Ministro, Luis Petri. Estuvo acompañado por la Ministra de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Diana Mondino; el Embajador de los Estados Unidos en Argentina Marc Stanley; el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Brigadier General Xavier Isaac, y el Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Contraalmirante Carlos María Allievi, entre otros. (Luis Piñeiro/ Fotos MINDEF/Armada Argentina)




 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.