Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Fuerza Aérea Argentina quiere Boeing 737: las opciones nacionales

Se  publicó en el Boletín Oficial la asignación de fondos para que la Fuerza Aérea Argentina (FAA) pueda adquirir un Boeing 737 en el contexto de la pandemia del Covid-19. Según el decreto, “es menester incrementar el presupuesto del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea para la adquisición de una aeronave tipo Boeing  737 de transporte estratégico de personal y carga, necesaria para las urgencias de transporte aéreo que derivan de la situación sanitaria actual”.

Bajo la Decisión Administrativa 997/2020, se indica que “el citado refuerzo presupuestario se financia con una reducción de los créditos del Ministerio de Defensa”. En las próximas semanas será presentada una Licitación Internacional en la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional). Recordemos  que a  nivel regional, varias instituciones como  la Fuerza Aérea de Chile (FACh) opera dos Boeing 737-Classic (un 737-300 y un 737-58N) y también la Fuerza Aérea Mexicana, que arribó a Buenos Aires,  recientemente con un par de  bimotores  Boeing 737-800 para repatriar ciudadanos varados en el sur del continente.

Pese a que en varios medios se ha publicado  la compra de la aeronave,  todavía no se ha llamado a la licitación correspondiente, por lo que se suponemos que esto va para largo, aunque nos han informado que la fuerza castrense necesita y requiere la aeronave durante  este ejercicio 2020.

Tomando en cuenta que Aerolíneas Argentinas dispone en propiedad de un par de aeronaves Boeing 737-700, parecería aceptable y lógico una transferencia en caliente de estos dos jets. Aerolíneas Argentinas es una empresa del Estado nacional, pese a que su conformación societaria corresponde a una sociedad anónima, sería fácil realizar una operación de venta por un monto menor, además de encontrarse con todo tipo de facilidades al realizarse el mantenimiento en los talleres de la compañía y también podría formarse a las tripulaciones localmente y con celeridad. Asimismo, se cuenta con un importante número de aeronaves Embraer 190 que tiene en su flota otra compañía estatal, AUSTRAL LINEAS AEREAS, que depende de  Aerolíneas Argentinas y tiene varios jet en propiedad y en tierra por la falta de plan de vuelos. Estos aviones, algo faltos de alcance para el requerimiento de la FAA, podrían cubrir algunas necesidades de las tantas que tiene la realidad del momento.

Según los documentos publicados, la aeronave en ciernes deberá tener un alcance de cuatro millas, la motorización adecuada para operar en el país, poder utilizar la capacidad disponible de mantenimiento local, un piso reforzado para poder operar con carga y tener todos los boletines mandatarios en orden.  La cifra disponible según la información presentada, es de aproximadamente cuatro millones de dólares, lo que claramente no permite la adquisición de ningún medio  potable o moderno, ya que el mercado está ansioso de modelos de esta clase y no hay muchos Boeing disponibles a la venta y los que están en la liza cuestan bastante más que ese magro monto.

La situación presente nos muestra a una institución plenamente activa y con todo su personal y medios a disposición pero que carece de aviones claramente operativos y en condiciones de cumplir con los múltiples requerimientos que obliga la pandemia presente. La FAA no cuenta con medios ,ya sea en número o calidad, necesarios. Es evidente que el gobierno central no presta atención a la situación y no provee  los fondos vitales para una actualización del sistema de transporte. (Luis Piñeiro)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.