Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La Escuadrilla Antártica de Vuelo Águila de la Fuerza Aérea Argentina vuela a la Barrera de Hielo Larsen C, al Este de la Península Antártica

Un grupo de científicos y personal de la Fuerza Aérea Argentina se dirigió a gran distancia de su base natural para recabar datos e información para el monitoreo de glaciares. Dando cumplimiento a las tareas científicas ordenadas por el Comando Conjunto Antártico en apoyo a la Dirección Nacional del Antártico, la Escuadrilla Antártica de Vuelo Águila de la FAA  realizó un vuelo hacia la Barrera de Hielo Larsen C, ubicada en la región oriental de la Península Antártica, a 400 kilómetros de la Base Conjunta Antártica Marambio.

Los científicos y el personal de la Fuerza Aérea Argentina se trasladaron al lugar en una aeronave bimotor DHC-6 Twin Otter de dotación de la IX Brigada Aérea. Allí llevaron a cabo un relevamiento de mediciones de acumulación de nieve y dinámica en la Barrera de Hielo Larsen C, para el monitoreo de glaciares que se realiza regularmente en el transcurso del año. Las tripulaciones de Twin Otter cuentan con un entrenamiento específico para vuelos en la Antártida bajo condiciones climáticas adversas y para anevizar en glaciares, dado que la aeronave posee el doble sistema de esquí-rueda, ya que en Marambio, el avión opera con ruedas pero en el resto de los sitios lo hace con esquíes.

La campaña antártica de la FAA

El Área Material Quilmes (AMQ) hizo entrega a principios de este mes de octubre de dos aeronaves para las campañas antárticas, tras ser inspeccionadas exitosamente. Así, la VII Brigada Aérea de Moreno recibió un helicóptero Bell-212 al que se le realizó la Inspección Mayor de 5.000 horas de vuelo -tras un lustro de operación- siendo intervenidos la totalidad de sus sistemas.

Asimismo, se le entregó a la patagónica  IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia,  un bimotor DHC-6 Twin Otter, que recibió la Inspección de Ciclo Mayor al cumplir 3.000 horas de operación.  En su caso, dicha inspección también implicó el desarme y la intervención de sus sistemas a la vez que se le instaló un kit de puerta Roll Up  que permite el lanzamiento de paracaidistas e insumos básicos en el Continente Antártico.

La celeridad con la que se realizaron las tareas  permite a ambas Unidades Aéreas disponer de otras aeronaves en sus líneas de vuelo y operar nuevamente con ellas en el continente blanco. En los dos casos, y teniendo en cuenta el contexto de pandemia, fue clave la colaboración y el compromiso del personal de este taller especializado  quienes evidenciaron un gran esfuerzo y trabajo en equipo para poder actualizar eficientemente sistemas que ya tienen varias décadas de uso intensivo. (Luis Piñeiro)

Fotografías: FAA.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.