Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército Argentino moderniza su sistema de salud de combate

La Dirección General de Salud incorporó moderno equipamiento biomédico para ampliar las capacidades de atención sanitaria, asistencial y de campaña. El Sistema de Salud de la Fuerza es un conjunto de recursos humanos, materiales y financieros, cuya razón de ser es garantizar a los integrantes de la Fuerza su derecho a recibir atención permanente, inmediata y de calidad.

Para lograrlo, la Dirección General de Salud orientó sus esfuerzos a través de ejes de gestión específicos. Uno de ellos, fue alcanzar la autonomía sanitaria del sistema de reconocimientos médicos, es decir, llegar a la autosuficiencia en cada uno de los catorce centros con que cuenta la Fuerza para atender (a través del reconocimiento médico) a su personal permanente y a ciudadanos que desean ingresar a la Institución, prescindiendo de las prácticas en el medio privado, logrando así mayor economía de recursos financieros y reduciendo los tiempos de gestión, entre otras ventajas. Para ello se hace un uso intensivo de las propias capacidades humanas y materiales a lo largo y ancho del país.

En lo que a equipamiento se refiere, fueron adquiridos un número importante de equipos biomédicos. La prioridad estuvo dada en laboratorios y salas de rayos. Así ingresaron al patrimonio de la Fuerza, entre otros, electrocardiógrafos digitales, contadores hematológicos, máquinas procesadoras de películas radiográficas, autoanalizadores de química y equipos de rayos X con digitalizadora de imágenes. Estos equipos fueron destinados en su gran mayoría a los Centros de Reconocimiento del interior del país (Hospitales y Compañías de Sanidad), en especial a aquellos de donde provienen la mayoría de los  futuros oficiales, suboficiales y soldados voluntarios (Centro y Norte de nuestro territorio).Otro de los ejes de gestión fue el de fortalecer el Sistema de Evacuación Sanitaria en Campaña del Ejército, el cual está organizado para asegurar la atención inmediata del personal militar desplegado y de nuestra población en emergencia, a través de un sistema articulado en donde se integran instalaciones médicas móviles, medios terrestres y aéreos de evacuación, y una red de hospitales a lo largo de toda la nación.

El punto inicial de este sistema lo constituye el enfermero que acompaña a la patrulla y que cuenta con una mochila sanitaria especialmente equipada (oxímetro de pulso, tensiómetro, máscara para RCP, etc), para realizar la primera atención al paciente herido, allí donde se encuentre. En el otro extremo del sistema se encuentra el Hospital Militar Central “Cirujano Mayor Cosme Argerich”, hospital de agudos de Nivel de Complejidad 9, en donde pueden tratarse casi la totalidad de las afecciones médicas conocidas. También, se están realizando acciones para completar y modernizar los Puestos Principales de Socorro (PPS) de nivel Brigada, mejorando de este modo la capacidad para diagnosticar y atender al personal militar durante los despliegues operacionales, como así también a nuestra sociedad a través del apoyo a la emergencia ante desastres naturales y/o de apoyo a la comunidad. Para ello fueron adquiridos distintos equipos biomédicos entre los que podemos destacar: bombas de infusión, respiradores y cardiodesfribiladores portátiles, cajas de cirugía, camillas especiales para evacuaciones aéreas y en zonas de difícil acceso, lámparas scialíticas y pantoscopios, entre otros. Las acciones mencionadas completan el Sistema de Evacuación Sanitaria en Campaña del Ejército, que desde el año pasado cuenta además con un moderno Hospital Militar Reubicable (HMR), totalmente autónomo, equipado con instrumentos de alta complejidad sanitaria y en condiciones de ser desplegado en cualquier punto de nuestro territorio, constituyendo un escalón intermedio entre los PPS y los diez hospitales militares que integran el sistema de sanidad asistencial de la Fuerza.

Sus características más distintivas son:

- Proporcionar apoyo sanitario quirúrgico y de emergencia en forma autónoma por un lapso de 48 horas de operación ininterrumpida.

- Realizar hasta 2 cirugías en forma simultánea, con el equipamiento quirúrgico y la aparatología de monitoreo completo para cada quirófano.

- Ejecutar el apoyo de internación hasta un máximo de 28 pacientes simultáneos.

- Ser transportado por modo terrestre, aéreo o marítimo (todo el HMR se trasporta en 13 contenedores de 20 pies). Como parte de estas acciones, además, se están realizando trabajos para modernizar y ampliar las capacidades de las ambulancias Hummer recientemente incorporadas a la Fuerza, transformándolas en ambulancias para emergencias y catástrofes.

Las mejoras incluyen no sólo la adecuación de su carrocería a los estándares nacionales para este tipo de vehículos, sino también la adquisición de equipamiento médico para llevarlas a un nivel de alta complejidad para el apoyo a la emergencia en zonas de difícil acceso.

Las primeras dos ambulancias estarán disponibles a partir del mes de diciembre, y serán destinadas para apoyar el despliegue que la Fuerza realiza actualmente en el Norte del territorio. La modernización de la ambulancia Hummer constituye un salto importante de calidad en la capacidad del Sistema de Salud para el apoyo sanitario de campaña y a la emergencia ante desastres naturales. Con este tipo de vehículos, se podrá llegar, atender y evacuar rápidamente pacientes de riesgo en cualquier parte del terreno, brindándoles durante su traslado una atención de alta complejidad.Estas acciones que se llevan adelante para ampliar y mejorar las capacidades existentes, tienen la finalidad de llegar allí donde haga falta, en cualquier ambiente geográfico y bajo cualquier condición meteorológica, para brindarle al paciente una atención médica oportuna y de calidad. El esfuerzo de modernización es continuo, siguiendo un plan que está en sintonía con aquellos que realiza la Fuerza, utilizando para ello recursos presupuestarios propios y aquellos refuerzos proporcionados por el Jefe de Estado Mayor General del Ejército (Dirección General de Planes, Programas y Presupuesto) y el Ministerio de Defensa.

La Dirección General de Salud busca permanentemente incorporar al Sistema de Salud de la Fuerza las mejores y más modernas herramientas sanitarias, para que su personal pueda desarrollar su labor profesional en bien de la Institución. (Luis Piñeiro, Buenos Aires)

Fotografía: Ambulancia Hummer.

·Autoanalizador de químicos provisto al Hospital Militar Comodoro Rivadavia.


·Módulo de diagnóstico por imágenes.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.