Jueves, 18 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Nuevos radares y sistemas optrónicos de Hensoldt para Latinoamérica

Los radares navales Hensoldt, que son de los más avanzados del mundo, han logrado posicionarse en América. Actualmente el AESA TRS-4D ya está en los buques de la clase Freedom de Estados Unidos, en las Tipo 23 de Chile y ahora también en la Marinha do Brasil para las nuevas fragatas Tamandaré.

El TRS-3D es el radar líder del mercado mundial en su clase, con más de 60 en servicio en marinas y guardacostas de todo el mundo. Además de las corbetas K130 alemanas, entre los buques equipados con él se encuentran los National Security Cutter del US Coast Giard, varios LCS (Littoral Combat Ship) de la US Navy, así como buques de la Marina finlandesa y la Guardia Costera noruega. Además, Hensoldt recibió durante 2021 uno nuevo pedido para modernizar los de las corbetas de la Clase K130 de la Marina germana, así como una instalación costera asociada.

Se trata de un radar naval multimodo tridimensional para la vigilancia aérea y marítima, que puede correlacionar los datos de posición y movimiento de los objetivos con el sistema de identificación MSSR 2000 I de la propia Hensoldt y mejorar así la identificación automática de buques y aviones. Gracias a su éxito, decidió desarrollar uno nuevo de vigilancia naval tridimensional multimisión, denominado Quadome. La tecnología de nueva generación moderniza una de las líneas de productos de radares, que son clave para la empresa y que mejora aún más la cartera de sensores navales del grupo.

Según explica Luis Gueren, Director de Marketing de Hensoldt Latam, «recientemente hemos desarrollado este nuevo radar para la vigilancia naval y la adquisición de objetivos Quadome está pensado para el mercado latinoamericano, ya que está equipado con las últimas tecnologías, que proporcionan una respuesta rápida y alta precisión, pero con una excelente relación calidad-precio. Hensold tiene una historia muy reconocida: hemos vendido más de 100 unidades durante un período de 25 años. Dicho esto, el Quadome se basa en la reputación y el historial de la familia de radares tácticos navales de la empresa».

La ventaja de Quadome

Este innovador radar de vigilancia multimisión de modo dual proporcionará a las fuerzas navales y a las autoridades de seguridad marítima un conocimiento de la situación sin precedentes y tiempos de reacción extremadamente cortos. «La rápida detección y el seguimiento de objetivos pequeños, lentos y rápidos ofrece una imagen aérea confiable y estable, con un inicio de seguimiento rápido para admitir un rango de retención del efector más largo», dice Gueren  

Cuenta con lo último en nitruro de galio (GaN), basado en tecnología de antena activa dirigida electrónicamente (AESA) y definida por “software”, por lo que es una solución preparada para el futuro con una vida útil extendida. Quadome presenta 2 modos operativos principales para simplificar la interacción del operador y reducir su carga de trabajo. El de vigilancia se utiliza para aérea y de superficie en general, mientras que el de autodefensa se emplea en situaciones de alta amenaza y participación de objetivos, con apoyo de helicópteros. Está disponible continuamente en cualquiera de los modos.

Mercado objetivo del Quadome

El Quadome se ofrece a clientes actuales y potenciales de varias partes del mundo. Apuntamos a sistemas tácticos de radar naval, principalmente dirigidos a embarcaciones más pequeñas, como patrulleros marítimos (OPV) y corbetas. «También puede ser usado por fragatas ligeras y embarcaciones de apoyo. Sin duda, América Latina es un mercado que queremos y debemos explorar. Algunas Armadas de Norte y Sudamérica ya confían en la tecnología de Hensoldt, con nuestro radar TRS-4D y nuestro IFF Modo 5. Ahora queremos mostrarles este nuevo radar. Debido a su tamaño compacto, peso relativamente bajo y una excelente relación precio-rendimiento, el radar Quadome brinda vigilancia aérea 3D y capacidades de defensa aérea a embarcaciones que de otra manera solo podrían estar equipadas con capacidad de detección de objetivos 2D», prosigue el Director de Marketing.

Este nuevo radar fue diseñado para las necesidades operativas modernas del dominio naval. El Quadome ofrece capacidades sólidas para la detección y seguimiento de objetivos de superficie pequeños y un 3D preciso para los aéreos pequeños a baja cota y de rápidos movimientos, lo que garantiza una evaluación efectiva de amenazas, asignación de armas y un rango de exclusión del efector más largo, debido a la iniciación por vía rápida.

Opera en Banda-C por ventajosas razones operativas, ofreciendo el mejor compromiso para embarcaciones pequeñas y medianas que exigen un alto rendimiento. Los clientes, según Gueren, se beneficiarán de menores costos de ciclo de vida e inferior esfuerzo del usuario, debido a la reducción de carga de trabajo, capacitación y habilidades y conceptos de soporte moderno e integral. Todo lo anterior se traduce en una más rápida adaptación y usabilidad del radar.

La vida útil del producto también es un diferencial, ya que se extiende significativamente con tecnología de nueva generación preparada para el futuro, que ofrece la capacidad de agregar nuevas funciones a medida que surgen nuevas amenazas, utilizando la arquitectura definida por “software”. «El Quadome es la culminación de la importante presencia y experiencia internacional de Hensoldt.  Contamos con una ventaja al tener más de 50 años de innovación en la fabricación de radares en nuestras fábricas de Alemania, el Reino Unido y Sudáfrica. De esta forma hemos hecho de Hensoldt un verdadero líder mundial en el mercado de radares», concluye.

Radar naval SharpEye MK5

Además del Quadome, Hensoldt ha presentado en los últimos años una serie de innovaciones en las diferentes ferias y a clientes en Europa. En Defense & Security Equipment International (DSEI) mostró al público por primera vez la MK5, una nueva variante de su exitosa serie de radares navales con su tecnología patentada SharpEye. Es el primero de navegación de esa familia de matriz abierta de 80 W, especialmente dirigido a las embarcaciones militares más pequeñas, que requieren una capacidad completa con una disponibilidad de espacio limitada.

El SharpEye proporciona al usuario el radar más capaz de su clase, que permite un rendimiento excepcional contra objetivos pequeños en el entornos de desorden, con un ajuste mínimo del usuario", dice Adrian Pilbea, Director de Ventas de Hensoldt y anteriormente de Kelvin Hughes, adquirida por la alemana en 2017. «Los radares Kelvin Hughes SharpEye se han instalado en más de 30 servicios navales líderes y guardias costeras de todo el mundo y el Mk 5 hace que esta tecnología esté disponible para una gama más amplia de embarcaciones», nos asegura.

El SharpEye es un radar de banda X de pulso Doppler de última generación para la navegación y el conocimiento de la situación. Traduce las altas  tecnologías de radar, como la de transistores de potencia de nitruro de galio (GaN), con un rendimiento de detección superior de objetivos pequeños en ambiente de mucho desorden, mejorando así el éxito de la misión y la supervivencia de los buques militares y de la guardia costera.

Optrónica

Hensoldt Optronics es líder en el suministro de productos y servicios ópticos y opto-electrónicos para seguridad y defensa, ofreciendo una amplia gama de tecnologías de sensores para la vigilancia y el reconocimiento de sistemas aéreos, marítimos y terrestres. «Nuestra competencia en periscopios, sistemas de mástiles optrónicos y sistemas de vigilancia y seguimiento para las plataformas navales de superficie nos convierte en un socio estratégico clave para las instituciones marítimas y de seguridad», afirma Luis Gueren.

«En las operaciones navales, los sistemas optrónicos son vitales para el conocimiento de la situación, la vigilancia y la navegación en el mar. Nuestros periscopios, sistemas de mástil optrónico y plataformas, con líneas de visión estabilizadas, brindan información de imagen clara y son una solución precisa de control de interfaz para el disparo contra objetivos terrestres, marítimos y aéreos. Nuestras plataformas se pueden integrar fácilmente en los sistemas de a bordo existentes. Nuestros sistemas de precisión reflejan más de 100 años de experiencia en el campo de los equipos navales y cumplen con las más estrictas demandas de rendimiento, robustez y logística».

Plataformas estabilizadas para aplicaciones navales

La observación, la adquisición de objetivos y el seguimiento de barcos, embarcaciones y aviones en todas las condiciones y en cualquier momento son esenciales para las plataformas navales. Debe garantizarse la detección a grandes distancias, incluso en mares agitados y con poca visibilidad. Las plataformas estabilizadas lo hacen posible. Los sistemas optrónicos son un recurso esencial en las operaciones navales para ayudar en la detección, clasificación e identificación de contactos y amenazas. Las aplicaciones incluyen soluciones de salvamento marítimo, vigilancia, navegación (día y noche), seguimiento y ayuda al control de disparos.

Las robustas plataformas y sensores son ideales para las duras demandas en el mar y han demostrado sus capacidades en muchas misiones. El sistema estabilizado de vigilancia diurna/nocturna MEOS II (sistema electro-óptico marítimo) se ofrece como vigilancia (MEOS II S) o como sistema de seguimiento y adquisición de objetivos marítimos (MEOS II N). El éxito de la misión depende a menudo de la calidad de la información obtenida en todos los entornos operativos, por lo que Hensoldt Optronics se esfuerza por ofrecer el sistema de vigilancia de superficie más fiable.

Los sistemas electro-ópticos marinos MEOS de Hensoldt sirven para la observación y la vigilancia, así como para el reconocimiento y la orientación en cualquier condición meteorológica y lumínica. Con una cámara SWIR integrada, el MEOS III proporciona una visualización mejorada, especialmente en condiciones de niebla o neblina. El MEOS es un sistema naval de adquisición y seguimiento de objetivos, basado en sólidas plataformas que dan soporte a diversas actividades operativas marítimas, como la evitación de colisiones en condiciones de baja visibilidad, el conocimiento de la situación en el espacio marítimo, la adquisición de objetivos en el aire y el seguimiento de la detección. (Vicente Arteaga)

Foto de portada: El radar SharpEye Mk5.

Artículo completo

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.