Viernes, 9 de diciembre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Navíos realmente multipropósito: desde buques de desembarco a OPV

Son concepciones originales,  francamente diferentes. Unos preparan la ocupación de orillas enemigas, proyectan su fuerza con elementos aéreos -cuando existen- y, especialmente, de Infantería Naval, artillería incluida. Otros, proyectados muy  posteriormente, casi hermanos no muy menores de corbetas y hasta fragatas (como las POLA mexicanas), defienden los espacios marítimos de elementos y situaciones hostiles, en funciones algo más que policiales, vitales actualmente.

Algunos puntos en común unen a las 2 propuestas citadas, además de la posibilidad (mayor o menor) de transportar helicópteros, tropas, unidades de abordaje o lanchas semirrígidas de apoyo: poder actuar con sinergias en situaciones de calamidades naturales o provocadas por el ser humano, accidentes importantes, etc.

Colombia y Brasil

Más livianos, aunque también, dependiendo de la misión o del armamento incluido, la colombiana Cotecmar, mediante plataformas muy similares desarrolla desde OPV (Off-shore Patrol Vessel) derivados de la línea de Fassmer; hasta  propuestas costeras y fluviales, éstas cercanas a las 700 ton. y 49 m. de eslora como máximo. Pueden caracterizarse como Buque de Desembarco Anfibio (BDA), de Apoyo Logístico y Cabotaje (BAL-C) –capaz de transportar tropas, carga, ayuda humanitaria, etc.– o, su versión sanitaria, BAL-C/Salud. En la Armada de Colombia también el buque hidrográfico multipropósito ARC Caribe realiza tareas diversas, allende su función principal, científica, logística o humanitaria.

Brasil mantiene varios perfiles multipropósito: desde los buques de asistencia hospitalaria, que, principalmente con fines sanitarios (aunque también de presencia física), surcan aguas amazónicas y del Pantanal, hasta el portahelicópteros multipropósito PHM 140 Atlántico, pasando por el  navío dique multipropósito G-40 Bahía, la denominada Clase Amazonas, integrada por 3 OPV/NaPaOc (Navío de Patrulla Oceánica) británicos, los de apoyo oceánico NapOc de la Clase Mearim, los de patrulla fluvial de las clases Pedro Teixeira y Roraima, así como los de desembarque de carros de combate G-25 Almirante Saboia (de destacada participación humanitaria en 2010 durante el terremoto de Haití) y G-28 Mattoso Maia.

Una acción sanitaria conjunta exitosa entre unidades navales oceánicas y fluviales fue, meses atrás, el transporte de un gigantesco depósito de oxígeno desde el puerto paulista de Santos hasta la Amazonia, inicialmente a bordo del NaPaOc P-121 Araguari, siendo transferido, tras su llenado con 90.000 m³. al G 152 Purus, y luego a una balsa fluvial; así como los patrulleros fluviales que contribuyeron transportando balones de oxígeno y vacunas.

Chile, grandes perfiles multipropósito

La Armada de Chile recibió, antes que Brasil, al gemelo del G-40 (ex Foudre en la Marina francesa), el LSDH-91 Sargento Aldea, también un veterano de diversos conflictos armados y desastres naturales previamente a su llegada a Valparaíso. Sus patrulleros cumplen labores diversas, tanto los más livianos (Clase Taitao, uno de los cuales –el Cabrales– transformado a hidrográfico; otro, el ex Morel y hoy Cirujano Videla, a sanitario), como los derivados del proyecto OPV de Fassmer y el programa Danubio 4, hasta ahora 4 unidades, las últimas con casco reforzado para facilitar tareas antárticas.

Ahora, con el astillero noruego Vard como diseñador, Asmar implementará  el Programa Escotillón IV, para sustituir al transporte (incluso antártico) AP-41 Aquiles y las barcazas LST-92 Rancagua y LST-95 Chacabuco. Una posible cuarta unidad a futuro podría suplantar en unos años al Sargento Aldea. Desplazarán 7.945 ton. con una eslora de 110 m., manga de 21 y calado de 5,7, contando con  527 m2. de cubierta para vehículos y carga, dique para una lancha  o barca auxiliar antártica, así como espacio para 22 contenedores (2 refrigerados) y cubierta de vuelo para hasta 2 helicópteros Airbus Dauphin o 1 Cougar y 1 UAV.

Navegarán aguas antárticas y del Pacífico, cumpliendo misiones como apoyo logístico, búsqueda y rescate (SAR), movimiento y despliegue de tropas y activos u operaciones de asistencia humanitaria y socorro en casos de desastre (HADR). Al otro extremo, están los todo terreno más veteranos, que son los remolcadores de altura Galvarino y Lautaro.

Perú: Clase Makassar adaptada

Perú cuenta, desde 1984, con algunos LST de la Clase Terrebonne Parish ex US Navy, de los cuales hoy permanece 1 solo remanente, el DT 144 Eten. Actualmente se apuesta por parte de los astilleros locales de SIMA a la Clase Makassar, diseño original para Indonesia del astillero surcoreano Daesun Shipbuilding & Engineering. En Perú contempla 2 unidades, el BAP Pisco, y el BAP Paita (aún en construcción).

Con un peso vacío de 7.300 ton., 122 m. de eslora, 22 de manga y 4,9 de calado, cuentan con sofisticadas unidades  de autodefensa Escribano SCAMO (Sistema de Control de Armas por Medios Optrónicos), incluyendo 4 estaciones de armamento de acción remota Guardián, equipadas con 1 ametralladora de 12,7 mm., 2 estaciones de acción remota Sentinel con cañones ligeros de 30 mm. y un dispositivo optrónico Oteos-N.

Su sistema de propulsión es del tipo CODAD, combinado de diesel y diesel, que utiliza 2 motores para impulsar una única hélice, y su autonomía de 14.000 millas. Su cubierta de vuelo admite hasta 3 helicópteros Kaman Súper Seasprite o similares, y, su capacidad interna es de hasta 24 LAV–II (Light Armoured Vehicle) o unos 18 camiones. El BAP Pisco ya actuó en 2019 con ocasión de inundaciones fluviales en el Norte peruano, trasladando 700 ton. de ayuda a Piura, entre ellas maquinaria vial, camiones cisterna y cientos de viviendas prefabricadas.

Argentina y Uruguay: museo multipropósito con novedades

La Armada Argentina, admitiendo la necesidad de incorporar buques LPD/LHD, de momento cuenta con los diversos perfiles que puedan aportar las 4 patrulleras oceánicas nuevas Naval Group de la Clase Gowind, allí conocidas como Clase Bouchard, que suponen un enorme empuje innovador en esta Marina empobrecida en diversas tareas,

Hay, además, 3 viejas naves denominadas específicamente como multipropósito: los  ARA Q-61 Ciudad de Zárate, Q-61 Ciudad de Rosario y Q-63 Punta Alta, los 2 primeros basados en Zárate, en la Provincia de Buenos Aires, y el último en la oceánica Puerto Belgrano, al Sur de esa Provincia, en la cual, al igual que en la de Bahía Blanca, esta unidad realiza tareas de mantenimiento de las zonas adyacentes al área portuaria y sus canales.

Las otras 2, junto con la patrullera fluvial Río Santiago (P-66), desarrollan diversas misiones sanitarias en la zona del Paraná, además de hidrográficas, de transporte y logísticas. Otro multimisión parece ser el decano de la flota, el ARA King (P-21), con un carácter sanitario, entre otros, además de haber colaborado en tareas contra incendios forestales.

En 2014 llegaba la Clase Neftegaz, 4 unidades usadas de 600 ton. adquiridas a Rusia, donde eran remolcadores oceánicos, construidas en Polonia. Matriculadas como  A-21 a  A-24, hoy son los ARA Estrecho de San Carlos, Islas Malvinas, Puerto Argentino y Puerto Agradable. Si bien su función primordial es abastecer y apoyar a los buques que transiten en el extremo Sur del Atlántico, también desarrollan tareas SAR, especialmente antárticas, remolque, patrulla hasta las 350 millas náuticas y control de espacios marítimos, apoyo sanitario, monitoreo ambiental, soporte logístico; con Chile la  Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC); e investigación científica.

En Uruguay, el principal buque multipropósito es el ROU-04 Artigas (el antiguo Freiburg alemán), sometido, desde 2018 a un largo y accidentado proceso de remotorización y moderada actualización en astilleros navales, que, al menos, duraría hasta agosto próximo. El ROU-23 Maldonado (ex Nordeney germano, que data de 1968), dotado, tras arribar a Uruguay, con un viejo cañón Bofors 40/L60. Cuenta con dos  cañones para extinción de incendios, casco reforzado en 30 cm. para navegar en zonas de hielo y capacidad SAR.

En materia de OPV, Uruguay decidió relanzar un concurso, anteriormente favorable al proyecto OPV-80 de Lurssen (hoy NVL) –base de los posteriores australianos Arafura–, reduciendo a 2 unidades la posible compra e incluyendo navíos usados reacondicionados en esa posibilidad. Navantia y Damen también serían candidatos. Su financiamiento depende de la venta de predios navales.

Ecuador

Ecuador ultima la incorporación de un Fassmer MPV70 MKII (con versiones aún mayores), dotado del sistema de gestión de combate Orion de ASTINAVE y un mástil integrado con un radar digital completo, desarrollado conjuntamente por Virtualabs y ASTINAVE, 2 embarcaciones interceptoras lanzadas en popa y 1 gran plataforma de vuelo (con capacidad para helicópteros de hasta 11 ton). Complementará al Hualcopo, un gran pesquero chino de 3.000 ton., capturado  faenando ilegalmente y reconvertido en 2018.

México y Centroamérica

México basa en Manzanillo al BAL-01 Montes Azules, el mayor buque construido por Astimar, el astillero de la Armada de México. De casi 3.700 ton., eslora de 99,8 m. y manga de 15,24, su armamento consta básicamente de 5 cañones Bofors de 40 mm. En 2013 actuó, junto a los ARM Usumacinta (Clase Papaloapan, ex Newport), Holzinger (OPV construidos a partir de un diseño español), Revolución (Clase Oaxaca) y Galeana en implementar ayuda humanitaria en el Estado de Guerrero, tras el huracán  que afectó entonces a una vasta región.

Una actualización de la Clase Holzinger (Holzinger 2000 o Sierra) de 1.200 ton., está optimizada en las funciones OPV y también en las de ayuda a la población civil en emergencias, SAR, etc. Algunas Clase Durango, potenciadas sus funciones militares con misiles Igla y 1 cañón Bofors de 57 mm., también participaron de misiones humanitarias en Haití. Cuenta, en el Pacífico, con un Damen Fast Crew Supplier 5009 modificado, construido localmente como BAL-11 (Buque de Apoyo Logístico) Isla María Madre. Atiende a territorios insulares, y secundariamente misiones ambientales, SAR o humanitarias.

En Centroamérica, Guatemala adquirió 2 Cotecmar BAC-C, modelo que también posee Honduras en su Fuerza Naval, en la cual el buque insignia es el OPV General Cabañas, un Israel Shipyards Saar 62M adaptado a sus necesidades, transformándola en la primera centroamericana, incorporando unidades con capacidad embarcada (helicóptero Bö-105). Trinidad y Tobago representa un heterogéneo abanico de buques multipropósito, desde la Clase Cape de Austal (58 m. de eslora), los Damen Stan Patrol 5009 (algunas presentes en República Dominicana tras el huracán María, en 2017) y el chino TTS Nelson II.

Foto de portada: Versión colombiana de los Fassmer

Artículo completo

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.