Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El canciller uruguayo quita voltaje a una campaña mediática en Uruguay que da por hecha la compra del Gowind

"Uruguay tendría que comprar patrulleros oceánicos, sí, pero estamos en un proceso competitivo", dijo a la prensa este martes Rodolfo Nin Novoa al ser preguntado por el tema, aludiendo a la preselección realizada por la Armada Nacional y en dos oportunidades encabezada por  el Lürssen PV-80, e integrada, amén del DCNS Gowind OPV 90, por el Fassmer OPV -80 y el chino CSIC P-18, desconocida por medios no especializados, aparentemente.

Horas antes, de manera reiterada, la programación matinal de la popular emisora AM “El Espectador” editaba una entrevista con el embajador galo, Sylvain Itté,  que reflejaba también en su página web,  en la que, si bien el representante diplomático no lo afirmaba, el resumen de la misma daba a entender hechos consumados, aseverando que “luego de un tratado firmado por los dos países de cooperación militar, Francia venderá buques para que la Armada Uruguaya tenga un mejor control de su zona marítima”, afirmación formulada sin mayor precisión técnica.

La producción periodística de la emisora insistía en inexactitudes varias:  “En el marco de estos tratados, el embajador informó que se firmó un tratado de cooperación militar (…)Uruguay comprará buques y helicópteros para que la Armada tenga una mejor internación en su zona marítima", habría dicho Itté, según los cronistas, lo que luego no se corresponde con las declaraciones del embajador en la entrevista.

En un principio molestos, los representantes de otros astilleros que compiten por dotar a Uruguay de OPV, finalmente se remitieron a la misma entrevista, de menor intensidad que su presentación, no descartando sin embargo una posible mayor agresividad periodística francesa en las próximas horas, ya que este OPV, que finaliza su renovado contrato promocional con la Marine Nationale francesa, deberá ser “desembanderado” en unos 90 días, pues las fuerzas navales galas no están interesadas en conservarlo.

Durante el  silencioso pasaje del Adroit por Uruguay de hace unos días no hubo visitas de público ni de prensa especializada, e incluso, ante la negativa de parte de ésta de asistir a una recepción en el buque sin realizar un recorrida técnico, se recurrió a una simple nota social en un matutino para certificar su paso por Uruguay, cuando el navío ya se dirigía a Buenos Aires. (Javier Bonilla)

Fotografía: El DCNS Gowind OPV 90 en su discreta visita a Uruguay en febrero.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.