Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los Osprey vuelven a volar tras un nuevo accidente

Los convertiplanos V-22 Osprey vuelan de nuevo después del último accidente, que tuvo lugar el pasado 5 de agosto en las aguas de Australia. La noche del pasado lunes se realizó un ejercicio nocturno de reabastecimiento en vuelo con dos Ospreys de los marines estadounidenses junto a las Fuerzas Terrestres de Autodefensa de Japón en las proximidades de la isla de Hokkaido. Los aparatos partieron de la base aérea estadounidense de Misawa en la prefectura de Aomori a las 7 de la tarde (hora local) y volvieron escasamente una hora después. Hasta 2.000 soldados estadounidenses y 1.300 japoneses participan en unos ejercicios que finalizarán el próximo lunes.

El pasado 5 de agosto un MV-22 Osprey con base en la citada base de Futenma se estrellaba en aguas australianas mientras realizaba un ejercicio en el que participaban medios navales estadounidenses y australianos. Después de despegar con normalidad del buque anfibio USS Bonhomme Richard (LHD 6) el aparatos se precipitó al mar con 26 personas a bordo, de las que 23 fueron rescatadas.

El Osprey caído fue localizado dos días después en la zona de la bahía de Shoalwater por el buque australiano de investigación HMAS Melville. Los cuerpos de los tres marines desaparecidos aún no han sido localizados, tarea que se prevé se extienda durante meses.

Operational Reset

Dado que los accidentes con esta aeronave parecen estar convirtiéndose en algo demasiado frecuente, la Infantería de Marina estadounidense ha ordenado un cese de 24 horas de las operaciones aéreas como medida de reflexión sobre los procedimientos.

La población japonesa está muy sensibilizada con las operaciones de estas aeronaves después de que en diciembre del año pasado se produjera otro accidente con uno de estos convertiplanos destacado en Futenma, precisamente mientras realizaba un ejercicio de reabastecimiento en vuelo. El pasado 11 de agosto el gobierno japonés volvía a permitir las operaciones aéreas con estos aparatos tras aceptar los informes estadounidenses.

Tras el accidente, el 11 de agosto el comandante de la Infantería de Marina estadounidense, el general Robert B. Neller ordenó una parada de 24 horas de las operaciones aéreas (operational reset) que se realizará en una fecha no anunciada durante los próximos dos meses. Durante esta parada los medios aéreos permanecerán en tierra y los oficiales realizarán una revisión sobre la seguridad de las operaciones aéreas donde se estudiarán las mejores prácticas y procedimientos. (José Mª Navarro García)

Fotografía:

·Un Osprey del Marine Medium Tiltrotor Squadron vmm 265 preparado para aterrizar durante un ejercicio de asalto en el ejercicio Talisman Saber 17 junto a unidades australianas (USMC)

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.