Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Marina estadounidense recibe el superportaviones Gerald R. Ford

El 31 de mayo tuvo lugar en los astilleros Nerwport News de Virginia el acto de entrega oficial del nuevo portaviones estadounidense, el Gerald R. Ford (CVN 78) a su nuevo propietario, la Marina estadounidense. La entrega se producía cinco días después de que finalizaran con éxito las pruebas de aceptación del buque. A finales de este verano recibirá su denominación oficial como USS (United States Ship) Gerald R. Ford (CVN 78), sin embargo no está previsto que realice misiones con normalidad antes de 2020.

El almirante Brian Antonio, responsable de programas de portaviones de la Marina estadounidense agradeció en un comunicado todo su esfuerzo a aquellos que han permitido alcanzar este hito y que han colaborando en el diseño, construcción y pruebas de este buque antes de su entrega.

Características

El nuevo superportaviones de cuya construcción y pruebas nos hemos venido ocupando en defensa.com puede presumir de unas cifras espectaculares, como los 70 aviones con los que podrá operar, sus 4.500 tripulantes, sus más de 100.000 toneladas de desplazamiento o los 12.900 millones de dólares que ha costado su fabricación, destacándose como el buque de guerra más caro jamás construido por los Estados Unidos.

La construcción del portaviones comenzó en 2005 y no fue hasta 2013 que se realizó la formal ceremonia de bautizo, fecha desde la que ha estado realizando pruebas, primero a cargo del constructor y luego con la colaboración de su cliente final. El Gerald R. Ford y sus gemelos John F. Kennedy Enterprise reemplazarán a los buques de la actual clase Nimitz que comenzaron a construirse en los setenta, lo que constituye un auténtico relevo entre los principales buques estadounidenses.

Además de su sistema de propulsión nuclear destacan su sistema de lanzamiento de aeronaves mediante catapulta electromagnética (EMALS) que permitirá incrementar en un 33% el número de lanzamientos, sus nuevos radares, mayor capacidad para operar aviones y más combustible, armamento o equipos. Tiene una vida útil estimada de 50 años y no se espera que antes de 20 años haya que reponer el combustible nuclear de sus reactores. (José Mª Navarro García)

Fotografía:

·El portaviones Gerald R. Ford aun durante las pruebas previas a su entrega (US Navy)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.