Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El yate a vela más grande del mundo en Navantia Cartagena

El Sailing Yatch A, el yate a vela más grande del mundo se encuentra en las instalaciones de Navantia Reparaciones Cartagena, donde se realizarán varios trabajos hasta el próximo mes de mayo. Con una eslora de 142,8 metros, una manga de 24,8 y un calado de 8, se trata de un buque de nada menos que ocho cubiertas y tres enormes mástiles que se alzan 100 m. de alto. Se da la circunstancia de que estos mástiles son las estructuras de material compuesto más grandes nunca construidas. Una de ellas alberga incluso una habitación con impresionantes vistas. Tiene una tripulación de 54 personas y puede alojar a 20 invitados.

El buque es propiedad del magnate ruso Andrei Melnichenko a través de una empresa con sede en las Bermudas llamada Valla Yachts Limited y aunque no hay datos oficiales se calcula que su precio está en torno a los 400 millones de euros. Fue construido por los astilleros Nobiskrug del grupo German Naval Yards de Kiel, tarea que tomó cuatro años hasta que fue botado el pasado mes de octubre.

Su diseño es obra del francés Philippe Starck y en la construcción de su casco y su superestructura se han empleado acero, fibra de carbono y materiales compuestos. Dispone de propulsión convencional y sus velas se emplean como asistencia a la navegación, por ello puede alcanzar los 22 nudos, con una autonomía de 5.300 millas. Según nos confirman desde Navantia, se realizarán varias pruebas de puerto y de mar y algunas comprobaciones en sus equipos electrónicos, además de trabajos de terminación y mantenimiento.

Retenido en Gibraltar

Antes de su llegada a Gibraltar, el Sailing Yatch A ha permanecido retenido una semana en Gibraltar por las autoridades de la colonia después de que el constructor alemán hubiera puesto una denuncia por impago. El astillero alemán reclamaba a su cliente 15,29 millones de euros pendientes por lo que al no producirse un acuerdo en la forma de pago y conocedor de la ruta del buque, se puso en contacto con las autoridades gibraltareñas a través de un bufete de abogados de la colonia.

No ha sido hasta el pasado martes que un juez de la Corte Suprema de Gibraltar no levantó el embargo después de que las partes llegaran a un acuerdo. El astillero reclamaba 9,8 millones de euros por la conclusión de los trabajos de construcción más dos facturas más, una de 2,6 correspondiente a deudas con proveedores y 2,9 millones por diferencias en el presupuesto inicial.

Según el Gibraltar Chronicle, los dueños del velero ya depositaron 9,8 millones en un fondo de garantía en Londres que permanecerá en fideicomiso sujeto a un compromiso con el tribunal de Gibraltar. También se llegó a un acuerdo con los abogados por el resto del importe de tal manera que esta parte será depositada en una firma de abogados de Gibraltar hasta la resolución del caso. (José Mª Navarro García)

Fotografía:

·El Sailing Yatch A en las instalaciones de Navantia Reparaciones Cartagena.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.