Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La operación “Magic Fire” y las granadas aturdidoras

Estos días se celebra el cuarenta aniversario de la operación “Magic Fire” que puso final al secuestro del avión de pasajeros de la aerolínea alemana Lufthansa en Mogadiscio, avión que recientemente ha sido recuperado para su exposición.

La operación de liberación de los rehenes y la tripulación del avión tuvo lugar durante la madrugada del 17 al 18 de octubre, justo antes de que expirara el plazo dado por los secuestradores para volar el avión. Efectivos de la unidad antiterrorista de la policía alemana GSG 9 liderados por el comandante Ulrick k. Wegener se aproximaron por detrás del avión aprovechando el ángulo muerto de este, mientras observadores con fusiles de precisión vigilaban a los terroristas dentro del avión.

Soldados somalíes echaron a rodar un bidón ardiendo delante del avión, lo que capturó la atención de los terroristas que se desplazaron hacia la cabina, momento en el que se activaron las cargas adosadas a las puertas de emergencia, permitiendo la entrada mediante escaleras de los primeros comandos. Antes de entrar se lanzaron granadas aturdidoras que permitieron distraer a los terroristas antes de abatirlos con disparos certeros, preferentemente en sus cabezas. Toda la tripulación y el pasaje, 86 personas en total, fue liberada con éxito salvo el piloto  Jürgen Schumann que fue asesinado por los terroristas en la parada de Adén  y cuyo cuerpo fue lanzado fuera del avión.

La palabra en código “primavera” confirmaba el éxito de la misión, suponía la presentación mundial del GSG9 y uno de los primeros usos confirmados de las granadas aturdidoras en operaciones antiterroristas. El GSG9 nació tras las carencias detectadas durante el secuestro de los deportistas israelíes en las olimpiadas de Munich en 1.972 y recibió su bautismo de fuego en esta operación que también fue el comienzo de la actual cartera de productos del especialista alemán Rheinmetall. Poco antes de esta misión, el GSG 9 se había puesto en contacto con una pequeña empresa de pirotécnica en Trittau de nombre Nico, origen de la que ahora es Rheinmetall Waffe Munition. Esta comercializa en la actualidad granadas aturdidoras (bang), granadas deslumbrantes (flash), combinaciones de ambas, granadas múltiples, granadas de 40 mm. para marcaje o para distracción.

Actualmente se investiga en municiones de 40 mm. para abrir puertas o ventanas a distancia, granadas más compactas o del tipo “electrónico” carentes de explosivos o llama, para su uso en entornos explosivos como puedan ser laboratorios de drogas o fábricas ilegales de dispositivos explosivos.

Algunas de estas granadas aturdidoras están en servicio en las más destacadas unidades de operaciones especiales militares civiles que comienzan a emplearlas asociadas a dispositivos de seguridad como el Trigger Pouch del que informamos recientemente y cuyas características hemos podido analizar de la mano de su comercializadora en España Rampant Logistics. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·1-2 Las granadas aturdidoras de Rheinmetall (Rheinmetall)

·3 Efectivos del GSG 9 (Special Ops Magazine)

·4 Diferentes granadas, incluyendo las aturdidoras de Rheinmetall en el Trigger Pouch (ACS)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.