Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

General Atomics presenta sus socios para el programa de UAV para reabastecimiento en vuelo MQ-25A

La empresa estadounidense General Atomics Aeronautical Systems Inc. (GA-ASI) ha confirmado las empresas con las que participará en el programa de desarrollo de una aeronave no tripulada para reabastecimiento en vuelo basada en portaviones para la Marina de los Estados Unidos.

Se trata del programa UCAAS por Unmanned Carrier Aviation Air System, denominado antes CBARS por Carrier Based Aerial Refueling System, pero más conocido como MQ-25A Stingray del que la Navy ya emitió el pertinente documento Request for Propossal (RFP) el año pasado.

Para este programa, GA-ASI ha optado por una solución de bajo riesgo tecnológico y coste contenido al basar su propuesta Sea Avenger en el ya existente Avenger (anteriormente conocido como Predator C) pero adaptado a esta nueva misión y a operar sobre portaviones. Para ello se ha aliado en este programa con proveedores de primer nivel.

Destaca en primer lugar Boeing Autonomous Systems que aportará su experiencia en construcción aeronáutica y en sistemas autónomos. El proveedor de motores Pratt & Whintey suministrará el motor comercial PW815 mientras que UTC Aerospace Systems se encargará del tren de aterrizaje, adaptado a los especiales requerimientos de las tomas y despegues sobre portaviones, área donde ya tiene experiencia. L3 Technologies proporcionará el sistema de comunicaciones tanto en línea de visión (Line of Sight) como de largo alcance a través de satélite (SATCOM). Ambas compañías colaboran hace dos décadas en este área.

BAE Systems proporcionará las soluciones software incluyendo el sistema de planificación de misión y lo relativo a la ciberseguridad de la aeronave y sus sistemas. Rockwell Collins proveerá el sistema de navegación avanzado, una versión de su radio TruNet ARC-210 y el sistema de simulación. GKN Aerospace Fokker diseñará y construirá el gancho de parada o de apontaje que permite el frenado de la aeronave cuando toma en la cubierta del portaviones y reducir así la longitud de pista necesaria hasta su detención completa.

Por último General Atomic Electromagnetic Systems se encargará de la integración de la aeronave en el portaviones dada su experiencia con el sistema de catapulta electromagnética EMALS. General Atomics Systems Integration ofrecerá su experiencia en integración del tren de aterrizaje.

El programa

El objetivo según la Marina Estadounidense es ampliar el alcance de los aviones de ataque F/A-18E/F Super Hornet de los 830 a los 1.300 km. por lo que deberá poder transportar 6.800 kg. de combustible y suministrarlo a cuatro o seis aviones a una distancia de 930 km. El sistema de reabastecimiento se basaría en el empleo de un contenedor dotado de manguera y cesta de los denominados “buddy”, probablemente del tipo D-704.

La aeronave elegida para el programa deberá tener cierta capacidad secundaria para realizar misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) y de lanzamiento de armas aire-superficie, pero no primará el diseño stealth que reduzca sus firmas.

Además de GA-ASI se habían presentado Lockheed Martin con el Sea Ghost, Boeing con una versión del Phantom Ray y Northrop Grumman con una versión del X-47B (propuesta que retiró en octubre del año pasado) si bien tras lo anunciado se entendería que Boeing no acudirá en solitario. Precisamente Scaled Composites (del grupo Northrop Grumman), presentó el año pasado el denominado Model 401 que podría servir de base para su propuesta para este mismo programa. (José Mª Navarro García)

Fotografía: La propuesta de General Atomics para el programa Stingray (GA-ASI)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.