Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los principales usuarios del A400M se reunirán este mes con Airbus para solventar los problemas

(defensa.com) El pasado lunes se presentaron los resultados de 2014 de la Direction Générale de l'armement (DGA) francesa, ocasión que aprovechó su director, Laurent Collet-Billon, para valorar la situación actual del A400M. Collet-Billon anunció que los cuatro principales socios del programa A400M (Alemania, Francia, España y Reino Unido) se reunirán a finales de mes en Berlín para debatir los problemas técnicos y los retrasos que vienen afectando al programa. Esta reunión tendrá lugar antes de que Airbus anuncie el nuevo calendario de entregas del programa A400M, el próximo 27 de febrero y servirá para que los socios conozcan al nuevo responsable de Airbus Military, el español Fernando Alonso.

Para Collet-Billon el avión está cumpliendo satisfactoriamente las misiones de transporte aéreo, habiendo sido empleado incluso en África donde Francia lo ha empleado para apoyar las misiones internacionales. Sin embargo habló de dos problemas importantes que se han detectado. El primero se refiere a la imposibilidad, al menos por ahora, de reabastecer combustible a helicópteros. Recordemos que el A400M fue concebido desde el principio con una misión secundaria de reabastecimiento aéreo y dadas las características de sus motores y prestaciones, puede hacerlo tanto con aviones como con helicópteros. Esto es debido a que puede alcanzar elevadas velocidades necesarias para repostar a los primeros pero también reducirla para hacer lo mismo con helicópteros.

Sin embargo se ha comprobado que por ahora no se puede repostar a los helicópteros debido a las turbulencias que generan los motores del avión (recordemos que de los cuatro motores la mitad de una la gira en un sentido y la otra mitad en el otro para aumentar la estabilidad). La capacidad para reabastecer helicópteros es una prestación que está incluida contractualmente y que debe cumplirse entre 2017 y 2018.

El otro problema del que habló Collet-Billon es la dificultad para emplear las puertas laterales del avión para el salto de paracaidistas, teniendo que hacerlo desde la rampa principal. Las puertas laterales traseras fueron precisamente incluidas para desempeñar esta misión. Francia habría elaborado una lista con “varios cientos” de fallos que ha detectado en los aviones entregados hasta la fecha, como hizo Alemania.

Collet-Billon mencionó una serie de dificultades logísticas y de apoyo al avión que espera sean resueltas. Algunos de estos problemas deberán solucionarse con la llegada del nuevo software del avión, el Block 1.5, que tendrá lugar previsiblemente en octubre de este año y que supondrá la incorporación de nuevas capacidades en el avión. (J.N.G.)


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.