Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El portaaviones Charles de Gaulle iniciará una nueva misión contra el Estado Islámico, lo que pospondrá su modernización

(defensa.com) El 5 de noviembre la presidencia de la República francesa anunciaba que el portaaviones Charles de Gaulle, el buque insignia de la Marine Nationale, será desplegado en la zona de operaciones del Indico y el Golfo Pérsico para aumentar la capacidad de combate de Francia contra las zonas de Siria e Irak que controlan los terroristas del Estado Islámico (EI). Al navío le acompañará su grupo de combate formado por una escolta compuesta por destructores y fragatas, un navío logístico y un submarino nuclear de ataque. La decisión se produjo tras una reunión del Consejo de Defensa de Francia, que se desarrolló en el Palacio del Elíseo y que se centró en la situación en Siria, en el que participaron los ministros claves del gabinete, y los jefes de los servicios de inteligencia y de la cúpula militar de las Fuerzas Armadas francesas.

 

 

Con el despliegue naval Francia doblará su potencial de ataque en la región, que actualmente tiene desplegada seis Dassault Rafale, que están basados en la denominada BA-104 una instalación militar permanente de Francia en la zona sita en Al-Dhafra (Emiratos Árabes Unidos), a los que se añaden otros tantos cazabombarderos Mirage-2000D basados en el aeródromo Azraq, que pertenece a la Fuerza Aérea de Jordania. Actualmente el Charles de Gaulle, que recordemos es un navío de propulsión nuclear, está en un dique seco del astillero sito en la base naval, de Tolón, la principal sede de la Marina Nationale en el Mediterráneo.

La decisión política supondría  posponer los trabajos de modernización del portaaviones, que se habrían iniciado en septiembre, aprovechando la denominada segunda parada técnica ATM 2 (Arrêt Technique Majeur 2), que encabezan los técnicos de la Marine Nationale,  junto con el personal de DCNS. Durante la inmovilización, que duraría una veintena de meses y costará 1.300 millones de euros, además de realizarse los habituales trabajos de mantenimiento se efectuará la conocida como modernización de media vida del navío. Este mismo año el portaaviones, y su grupo naval, durante casi dos meses, entre el 23 de febrero y mediados de abril, participó activamente en el marco de la operación internacional contra las zonas de Irak que dominan los terroristas islamistas. Durante las citadas ocho semanas los cazabombarderos de la Aeronavale embarcados en el Charles de Gaulle, de los modelos Dassault Rafale y los de la misma empresa Super Etendard Modernisé (SEM), lanzaron una media de 10 a 15 salidas de combate, según información facilitada por el Estado Mayor de la Defensa de Francia.

También se facilitaron los datos de la operación “Chammal”, que inició Francia el 19 de septiembre de 2014, para apoyar las acciones del ejército iraquí contra el EI, los cazabombarderos franceses han efectuado, hasta la fecha, 1.285 misiones aéreas, que han dado como resultado 271 ataques, durante los cuales, siempre según los datos del referido Estado Mayor, se han destruido 459 objetivos.

Lo que contrasta con los solo dos ataque realizados sobre objetivos del EI en territorio sirio, si bien no fue hasta el pasado día 26 de septiembre, tras autorizar el presidente Hollande a principios de septiembre, cuando se iniciaron los ataques contra autorizó al dispositivo galo a atacar posiciones en este país, para según la teoría del Elíseo no favorecer a la facción del presidente Bashar al-Asad, que desde 2011 libra una guerra cruenta guerra civil contra la oposición mayoritariamente sunita y el EI. (Texto y fotografía: Julio Maíz Sanz)

Fotografía: El portaaviones “Charles de Gaulle”.


© Copy Right Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.