Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Misión en Irak: Sale la BRIPAC, llega la BRIMZ XI “Extremadura”

Tras cinco meses en el país, los paracaidistas españoles regresan a España. El 15 de diciembre se celebraba en la Base “Gran Capitán”, en Besmayah, el acto de Transferencia de Autoridad (TOA), en virtud del cual el contingente en base a la Brigada de Infantería Mecanizada “Extremadura” XI, constituido por 231 militares, de los cuales 199 proceden de la propia Brigada y el resto de distintas unidades, tomará el timón de la Misión de Apoyo a Irak y del mando de la “Task Force Besmayah”.

Los más de doscientos componentes de la BRIMZ XI se estructuran en tres bloques principales: un equipo de instructores, una Unidad de Protección y Seguridad y los apoyos necesarios para el sostenimiento de la operación. España formando parte de una Coalición de más de sesenta países organizada para derrotar al Daesh, lidera uno de los cuatro BPC (Building Partnership Capabilities), concepto diseñado para incrementar las capacidades del Ejército Iraquí con el apoyo de instructores de ejércitos amigos.

Los últimos paracaidistas ponían per su parte rumbo a España tras cinco meses de despliegue, durante los cuales han tenido que afrontar el adiestramiento de los militares iraquíes en unas condiciones muy duras, desde el intensísimo calor de los meses de verano, con temperaturas superiores a los 50º, hasta las inundaciones que obligaron a detener la instrucción para dedicarse a tender pasarelas, construir diques con sacos terreros o achicar agua, no sólo en la base sino también en otras zonas del anegado Centro de Adiestramiento para que las condiciones mejorasen y la instrucción se pudiera retomar lo antes posible.

En estos meses, más de tres mil militares iraquíes de diversos batallones y de la Brigada 72 han sido instruidos por el contingente que lidera España (en colaboración con militares británicos, norteamericanos y portugueses), y se han diseñado programas de instrucción adaptados al tipo de combate al que se están enfrentando las unidades instruidas, fruto del análisis de los informes de inteligencia y de las lecciones aprendidas. Se ha intentado, asimismo, abarcar todos los puestos, desde los más básicos a los más complejos, organizando cursos específicos de tirador selecto, sirviente de mortero, operador de radio o sanitario. Se han organizado también cursos para la formación de planas mayores en inteligencia y operaciones, y se han puesto en práctica en ejercicios de puestos de mando (CPX) tanto de entidad batallón como de brigada.

También se han puesto en marcha las innovadoras secciones de zapadores, pues se ha identificado la necesidad de reforzar ésta capacidad, debido a la profusión de artefactos explosivos improvisados (IED) con los que deben enfrentarse. En este sentido se ha iniciado la formación de instructores en la escuela EOD con un “curso cero” o “train of trainers” de los que en su día serán los profesores de esta disciplina y se han realizado prácticas con diferentes materiales de zapadores, tanto de detección como de apertura de brechas.

La labor del contingente español ha merecido los unánimes elogios de los mandos de la Coalición que han visitado Besmayah, comenzando por su jefe, el teniente general MacFarland, que señaló lo visto aquí como “El camino a seguir” o el general Chalmers, que escribió: “Es claro el apoyo de muy alto nivel que esta magnífica unidad está proporcionando a los militares iraquíes. Vosotros, paracaidistas, sois los mejores embajadores de España. Vuestro país debe estar orgulloso”.

A estos reconocimientos se han sumado los Estados Unidos, que han concedido treinta recompensas al coronel Javier Romero y a otros veintinueve componentes del contingente español, concretamente una Bronze Star, cuatro Meritorious Service Medal, ocho Army Commendation Medal y diecisiete Army Achievement Medal. Dichas condecoraciones, que fueron impuestas por el general Clarke, se otorgan a personal norteamericano y ocasionalmente a personal de países amigos por méritos sobresalientes contraídos en acciones no combatientes.

Fuente y fotografía: Ejército de Tierra

Fotografía: El general Clarke revistando a la formación.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.