Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


El Ejército de Tierra tendrá en servicio sus grúas blindadas Navistar Maxxpro Recovery en otoño

Tras la llegada de catorce vehículos Navistar Maxxpro Recovery de segunda mano el pasado mes de marzo al puerto de Barcelona destinados al Ejército de Tierra (ET), se inició el proceso que posibilitará poner en servicios los siete primeros, presumiblemente el próximo mes de octubre o noviembre. Se trata de vehículos de categoría Mine-Resistant Ambush Protected (MRAP), en este caso de su variante de recuperación o MRAP Recovery Vehicle (MRV), noticia que ya adelantamos el pasado mes de abril en defensa.com.                                                                   

El progresivo repliegue del Ejército estadounidense (US Army) de los teatros de Afganistán e Irak llevó al ofrecimiento a sus aliados de la OTAN de algunos de los numerosos vehículos, sobre todo de la categoría MRAP, utilizados en estos escenarios bélicos. España no perdió la oportunidad para lograr incorporar vehículos de recuperación de categoría MRAP, cuya necesidad dejó muy clara la experiencia de las operaciones en Afganistán. El ET se interesó por dicho material a fin de incrementar la capacidad de recuperación de vehículos accidentados en zona de operaciones, pero sobre todo para mejorar notablemente la seguridad del personal participante en dicha tareas.

A  través del jefe de la Sección de Enlace Internacional y Derechos Arancelarios del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE) se gestionó la adquisición de un lote de 18 vehículos de fabricación estadounidense Navistar Defence Maxxpro Recovery Vehicle. De esta  manera, se creó una comisión de servicio, integrada por componentes de la División de Logística, Jefatura de Ingeniería del MALE y de la Brigada Paracaidista “Almogávares” VI (BRIPAC), que se desplazó a una base norteamericana en Kuwait, donde se almacenaban tras participar en las operaciones del US Army en Irak.

La presencia del personal de la BRIPAC se debía a que algunos de sus integrantes participaron en un Equipo Operativo de Mentorización y Enlace en Afganistán que instruyó a las Fuerzas de ese país en el uso de los Maxxpro Recovery. Tras la preceptiva y completa inspección, vehículo por vehículo, la comisión rechazó cuatro de los ofrecidos y recomendó la compra de los 14 restantes. En ese momento se puso en marcha el procedimiento para la adquisición de los Maxxpro con la firma de un acuerdo entre los Gobiernos de España y Estados Unidos. El proceso de adquisición culminaba, el pasado 30 de marzo, con la llegada al puerto de Barcelona de los citados 14 vehículos Maxxpro Recovery. De allí fueron trasladados al centro técnico de cabecera del ET que les corresponde, dada su categoría, el Parque y Centro de Mantenimiento de Vehículos Ruedas (PCMVR) nº 2, sito en la barriada cordobesa de El Higuerón, donde también se realizan las reparaciones principales del MRAP RG-31 Nyala.

En estos momentos, se está trabajando en su puesta a punto y entrada en servicio, unas tareas en las que están involucradas personal de la: BRIPAC, el PCMVR nº 2, así como la Subdirección de Sistemas de Armas y la Subdirección de Suministro de Servicios. Un esfuerzo común que tiene como objetivo la más rápida puesta a punto y entrada en funcionamiento, tanto de los vehículos como de sus sistemas de grúas, que recordemos es material de segunda mano, así como su homologación y el inicio de un plan de apoyo logístico integral.

«Próximamente esperamos tener dos prototipos para la validación de los inhibidores y homologación de plataformas, así como un demostrador para el diseño del plan de carga del vehículo», explicó el teniente coronel Descalzo, de Plataformas Terrestres de la Subdirección de Sistemas de Armas, según recoge el Boletín del ET. Previsiblemente, entre octubre y noviembre, los primeros siete Maxxpro Recovery estarán listos para su entrada en servicio en el ET. «De esta manera se solventa una carencia que existía en el Ejército, porque con todo este proceso no solo culmina la mera adquisición de unos vehículos, sino de una importante capacidad», comentó el teniente coronel.  (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Sgt. Scott Davis US Army.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.