Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Guardia Civil interesada en un avión de patrulla del tipo King Air

Finalmente la Guardia Civil ha puesto en marcha la licitación para la compra de un avión ligero para patrulla marítima, cuyas características adelantamos con motivo del anuncio previo. Gracias a las especificaciones recogidas en el Pliego de Prescripciones Técnicas podemos conocer en mayor detalle lo que la Unidad de Ala Fija del Servicio Aéreo de la Guardia Civil (SEAR) requiere para enfrentarse a los actuales fenómenos migratorios y vigilar más allá de la Zona Económica Exclusiva. España recibe numerosos flujos migratorios por vía marítima, con origen en África y participa en numerosas misiones de este tipo más allá de nuestras fronteras.

Las características de la licitación se mantienen, un precio de adquisición de 8,7 millones de euros, un procedimiento de adquisición abierto de tramitación ordinaria y en el que las empresas interesadas podrán realizar las ofertas hasta el 31 de este mes. Está previsto que el 13 de junio se realice el acto de apertura de las ofertas económicas.

Según los datos del PPT, la Benemérita busca dotarse un avión ligero de largo alcance dotado de sistemas y equipos de localización, detección y seguimiento de objetivos para mejorar el control de las fronteras y los mares, facilitando el patrullaje y la supervisión de las mimas, que tenga gran capacidad para posicionarse en los lugares donde sea requerido, independientemente de las condiciones meteorológicas. Su actuación permitirá complementar los puntos fijos de vigilancia costera y apoyar a las patrullas marítimas, ampliando su radio de acción. Deberá tener gran movilidad, tanto durante misiones nacionales como si las misiones se desarrollan en el exterior. Para las tareas de apoyo aéreo a la vigilancia, el avión deberá contar con medios que faciliten las tareas de búsqueda a lo largo de grandes extensiones, empleando para ello medios optrónicos de observación en tiempo real.

Especificaciones técnicas

La Benemérita ha especificado con bastante detalle las características de la aeronave que necesita, que debe ser un bimotor turbohélice con un peso máximo al despegue (MTOW) no superior a los 10.000 kg (22.046 libras). Debe tener una velocidad mínima de 100 nudos, idónea para permanecer vigilando en la zona de misión y una máxima superior a los 200 nudos. La aeronave deberá contar con equipos de navegación que permitan el vuelo instrumental ya que gran número de misiones deberán realizarse sobre el mar, de noche y en malas condiciones meteorológicas.

Deberá poder alojar al menos a dos tripulantes, dos observadores y un operador de consola, aunque también se especifica que para misiones secundarias deberá poder alojar a seis personas en total. Deberá tener una autonomía superior a 3,5 horas a 5.000 pies sobre el nivel del mar, una autonomía mayor a las 1.000 millas náuticas en crucero óptimo, además de 45 minutos en reserva, un techo de servicio deberá ser mayor a los 25.000 pies. Al techo óptimo de servicio deberá tener una autonomía superior a las 5 horas. No se especifica el tipo de aeronave, ya que esta podrá ser de ala baja, media o alta, siempre que se facilite la buena visibilidad hacia el terreno y que el tren de aterrizaje sea retráctil y la cabina presurizada para pode operar por encima de los 10.000 pies.

Contará con un radar meteorológico con capacidad ground mapping con un alcance de 300 millas náuticas. Los sensores principales serán un radar de búsqueda marítimo de la marca Telephonics, que bien podrá ser el RDR-1700B, RDR-1700G, el APS-134 de Raytheon o similar. El sensor electroóptico será un Wescam MX-15 Hdi 1500 mm. o similar. También dispondrá de un sistema de detección y localización de balizas de emergencia DF (Directional Finder) RT-600A de la marca Rhotheta.

Llama la atención la inclusión de una provisión fija para futuros equipos de interceptación de comunicaciones (COMINT) vía satélite tipo Flying Fish 2 de Horizon Technologies o similar y GSM Nessie. Por último se incluirá una cámara fotográfica digital Nikon D810 o similar que permita integrarse con el sistema de posicionamiento del avión. Contará con un equipo de comunicaciones por satélite (SATCOM) para alcances más allá del visual. Equipará un equipo de comunicaciones multibanda con especificaciones militares.

Candidatos

Combinando los requisitos expuestos, entre los candidatos más idóneos se encuentran los miembros de la familia King Air de Beechcraft, una unidad de negocio del grupo estadounidense Textron Aviation. Esta empresa ha suministrado gran número de aeronaves para misiones especiales a clientes gubernamentales en los últimos años, tanto para aplicaciones policiales o de control de fronteras como estrictamente militares.

La familia King Air está formada por los 350ER, 350I, 250 y C90GT, tratándose probablemente de una versión del 350 el producto en el que ha pensado la Guardia Civil. Y es que tras comprobar las especificaciones técnicas de estos aviones vemos que encajan considerablemente con lo que la Guardia Civil busca. Han sido adaptados para misiones de patrulla marítima, ISR, SIGINT o COMINT, para aplicaciones militares o de vigilancia. Los King Air son la plataforma  más adaptada para misiones especiales durante los últimos años.

El King Air 350ER (Extended Range) integra en su fuselaje un radomo inferior para el radar de vigilancia y un afuste retráctil para la torreta electroóptica, además de haber recibido para diferentes clientes, una antena de comunicaciones SATCOM en el techo del fuselaje. Cuenta con cabina presurizada, dos motores turbohélice y cumple todos los requisitos, incluyendo el específico de los 45 minutos de vuelo en reserva. La cabina presurizada del 350i ofrece espacio para hasta 11 pasajeros, 10 en el caso del 250 o 8 en el caso del C90GTx, si bien en el caso de estos últimos, el menor tamaño del fuselaje dificulta la instalación de todos los sensores y equipos especificados. Además, los principales sensores especificados por la Guardia Civil como el radar o la bola optrónica han sido integrados ya en los King Air 350.

Interesante es que el Instituto Armado ha especificado que puede tratarse de una aeronave de nueva fabricación o de segunda mano que conserve al menos el 90% de su potencial, siempre que no haya sido fabricada antes de 2009. La propia Beechcraft ofrece aviones de segunda mano revisados, teniendo actualmente 2 unidades del King Air 350i con fechas de fabricación de 2012 y 2014.

Una aeronave especializada como esta tiene un precio de adquisición elevado, baste recordar que los CN-235 adquiridos nuevos por la Guardia Civil tenían un coste de 25 millones de euros, muy superior a lo ahora determinado. Y es que la Guardia Civil quiere una aeronave más sencilla con un coste de operación y mantenimiento más reducido que los citados de Airbus Defence and Space. El precio de un King Air 350i está en torno a los 8 millones de dólares, pero recurriendo a la adquisición de un avión de segunda mano, el precio puede reducirse a la mitad si tenemos en cuenta el límite del año 2009 especificado. De esta manera se podrían adquirir con el presupuesto disponible los equipos de misión detallados. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·Un avión de patrulla marítima King Air 350 (Beechcraft)

·El interior de uno de estos aviones configurados para vigilancia marítima (Beechcraft)

·Operarios de sistemas y observadores dentro de un avión de vigilancia (Beechcraft)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.