Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La Guardia Civil comprará otra patrullera de altura

La Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil ha anunciado un contrato de fabricación y suministro de una patrullera de altura con sus correspondientes pertrechos para el Servicio Marítimo de la Guardia Civil. El contrato tiene un importe de 6,2 millones de euros y tiene un plazo de ejecución que finaliza el 1 de octubre de 2018. Las empresas que estén interesadas en esta licitación podrán presentar ofertas hasta el 30 de agosto, estando previsto que los sobres con las ofertas económicas se abran el 12 de septiembre. Aunque no han trascendido las características de la embarcación, sí sabemos que el precio  será el criterio principal de adjudicación con un 60 % del peso.

Aunque es pronto para saberlo, podría tratarse de otra embarcación como las construidas por Astilleros Gondán en los últimos años. En julio de 2015 Astilleros Gondán entregó las dos patrulleras encargadas por la Guardia Civil un año antes y que tienen por destino la ciudad de Cádiz y Algeciras. Las bautizadas como “Río Betelle” y “Río Agueda” son empleadas para misiones de vigilancia, lucha contra el narcotráfico y la inmigración irregular, además para la protección del medio ambiente.

Se trata de embarcaciones de 20,5 metros de eslora y 5 m. de manga construidas con aluminio y plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV) que disponen de una potencia de 2.000 cv. y emplean para la propulsión los waterjets de la serie 40s de Rolls-Royce que le proporcionarán una velocidad de 36 nudos y una autonomía de 570 millas. Disponen de espacio para una tripulación de 5 miembros y radar de superficie con un alcance de 96 millas. Son las primeras embarcaciones de la Guardia Civil que emplean la tecnología de propulsión por waterjets en lugar de hélices convencionales por las ventajas que ofrecen en  términos de consumo de combustible, elevada capacidad de remolque, aceleración, velocidad y maniobrabilidad.

Astilleros Gondán también fue responsable de la construcción del “Río Segura” el único patrullero de altura de nueva construcción empleado por la Guardia Civil”. Se trata de un buque con una eslora de 73 metros, un desplazamiento de 1.700 toneladas y un precio superior a los 15 millones de euros que está siendo empleado profusamente por la Guardia Civil en el marco de las misiones internacionales de vigilancia y protección del Mediterráneo.

Se han barajado diferentes opciones para dar un respiro a este buque, desde la construcción de un buque nuevo a la adquisición del buque C-242, ex “Nordsoen” del que nos ocupamos hace tiempo, que finalmente irá destinado a otro cliente, internacional en este caso. (José Mª Navarro García)

Fotografía: La patrullera Rio Betelle de la Guardia Civil (Astilleros Gondán)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.