Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


El Gobierno de España autoriza la novedosa quinta gran carena del submarino Galerna

El Consejo de Ministros ha aprobado el pasado día 7 de diciembre el contrato de ejecución de trabajos de mantenimiento mayor en el sumergible  S-71, lo que significa una auténtica primicia, ya que ninguno de estos actuales medios de la Armada española ha sido sometido cinco veces a este fundamental y costoso proceso de mantenimiento, imprescindible para su segura operatividad.

Lo previsto por la Armada es que los submarinos de la clase Galerna, o tipo S-70, fuesen sometidos como máximo a cuatro procesos de gran carena, y posteriormente fuesen dados de baja, pero el retraso en la construcción de sus sustitutos, los de la clase S-80, han hecho necesario acometer el proceso por quinta vez, en la unidad que da nombre a su clase.

Según el Consejo de Ministros la gran carena del Galerna (S-71), así como los contratos derivados de dicho acuerdo tendrán un importe de 43.260.000 euros, cuya financiación se distribuye en cuatro anualidades, que van desde 2017 al año 2020, y que ya estaba prevista, según informó defensa.com.

La adjudicación se llevará a cabo de acuerdo con lo previsto en el Convenio entre el Ministerio de Defensa y la empresa pública naval Navantia, por ser el astillero de esta empresa sito en Cartagena (Murcia) el adecuado en España, por experiencia y capacidad, para acometer una obra de estas características. Los cuatro submarinos de la clase Galerna, de los que el Siroco (S-72) ya se ha dado de baja, fueron construidos en dichos astilleros por la Empresa Nacional Bazán (actualmente Navantia), siendo entregados a la Armada entre 1983 y 1986.

Dado que el arma submarina es una capacidad esencial para el cumplimiento de las misiones que tiene encomendadas la Armada se hace necesario acometer la ejecución de las obras de la quinta gran carena de este submarino. Además se efectuaran los recorridos y las pruebas en taller de los distintos equipos y sistemas, antes de proceder a su nuevo montaje a bordo, para realizar las pruebas de puerto con el buque a flote y las pruebas finales de mar.

El objetivo es que la FLOTSUB (Flotilla de Submarinos) que tiene base en el Arsenal de Cartagena pueda disponer al menos de dos submarinos operacionales, mientras el tercero está en la gran carena. Al entrar en el astillero el Galerna (S-71), la Flotilla dispondrá del Mistral (S-73); y del Tramontana (S-74), que finalizó hace un año aproximadamente su cuarta gran carena también ejecutada por Navantia, como todas las demás efectuadas a los de su clase. 

La quinta gran carena del S-71 abre la vía para realizarla en los otros dos en caso de ser necesario, a la espera de la entrada en servicio del primero de la clase S-80, que sería el Isaac Peral (S-81), prevista para los primeros años de la próxima década. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía. Submarino de la Armada de la clase “Galerna”. Foto: Armada.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.