Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Las FAMET realizan el auto-despliegue aéreo en helicóptero más largo en sus 50 años de historia

Las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) han proyectado en menos de 48 horas una Agrupación de Helicópteros, con rol de Operaciones Especiales SOATU-RW (Special Operations Air Task Unit Rotary Wing) formada por cuatro helicópteros, hasta el desierto del Sáhara, sobre la ciudad de Atar en Mauritania Dos helicópteros CH47D Chinook con base en Colmenar Viejo (Madrid) y otros dos helicópteros AS-532 Cougar de la Base del Copero (Sevilla) fueron los protagonistas de la “singladura” que tras dos jornadas y tres escalas aterrizaron en Atar, Mauritania, el 27 de febrero de 2.017.

Dicho despliegue ha tenido lugar en el ámbito del Ejercicio Flintlock’17, un ejercicio de Operaciones Especiales que desde 2005 se realiza anualmente en África y que este año cuenta por primera vez con la participación de una Unidad de helicópteros del Ejército de Tierra. Se trata de un ejercicio dirigido por AFRICOM (US. Africa Command) y coordinado por SOCAFRICA (Special Operations Command Forward-Northwest Africa) con el objetivo principal de apoyar y mejorar las capacidades de protección de la población civil de las fuerzas y cuerpos de seguridad de los países del Sahel participantes. Colaboran unidades terrestres y aéreas de más de 25 países, participando en un amplio espectro de operaciones. A lo largo de las diferentes ediciones cabe destacar la participación de países africanos como Argelia, Burkina Faso, Chad, Mali, Mauritania, Marruecos, Níger, Nigeria, Senegal, Sudáfrica, Túnez, y otros países de nuestro entorno como Canadá, Italia, Francia, Alemania, Holanda, Reino Unido y EE.UU, siendo en esta ocasión el contingente español uno de los más representativos por el número de personal y medios desplegados.

Desplegar los helicópteros hasta el desierto mauritano es una misión no exenta de ciertos retos y dificultades. Los helicópteros del SOATU RW tienen como misión principal proporcionar transporte aéreo especializado a los equipos de Operaciones Especiales como medios especiales de inserción y extracción, reabastecimiento, CASEVAC/MEDEVAC (Casualty Evacuation/Medical Evacuation), apoyo de fuegos., etc., pero con un radio de acción mucho más limitado que el de cualquier avión. En configuración estándar, estos helicópteros tienen una velocidad de crucero de 220 km/h (120 kts) y un alcance de unos 400 km aproximadamente, por lo que un despliegue de casi 3.000 km desde la península hasta Mauritania por el Océano Atlántico y el Sáhara, exige una planificación detallada. Con el fin de reducir el tiempo de  incorporación y el  número de escalas, los cuatro helicópteros llevaron instalados depósitos internos de combustible para dotarles de una mayor autonomía con la que afrontar trayectos más largos y de esta manera ser capaces de llegar el primer día hasta las Islas Canarias para hacer escala en el archipiélago español antes de poner rumbo a África en una segunda jornada; aunque tampoco se puede transportar todo el combustible deseado, ya que se pierde capacidad de carga y se tiene que llevar el material necesario para atender cualquier avería técnica que pudiera surgir y el equipo de protección, seguridad y supervivencia individual y colectivo.

El primer salto fue desde Sevilla hasta la localidad marroquí de Essaouira, el cual comenzó con casi 5 horas de retraso debido a la intensa niebla que cubría la rivera del Guadalquivir. Una vez se consiguió despegar del Copero, se completaron casi 1000 km en 3 horas y media de viaje hasta la primera parada para repostar, donde la salida se demoró por trámites aduaneros y presentación de permisos de sobrevuelo y documentación exigida para poder repostar aeronaves militares en el país alauita. El segundo tramo es más corto, de unos 700 km y unas dos horas y media sobre el Océano Atlántico hasta llegar a la Base Aérea de Gando en Gran Canaria, donde se hará escala y pernocta por la limitación de horas de luz en estas fechas antes de salir hacia el gran desierto africano.

En los helicópteros se suele volar bajo, mucho más que los aviones, y el enlace radio con las torres de control se puede perder, motivo por el cual se llevan teléfonos satélite Iridium instalados en los helicópteros para informar de la posición a las autoridades de control aéreo pertinentes, además de portar unos equipos del tamaño de un teléfono móvil que emite la posición por vía satélite al centro de seguimiento.

Al amanecer del día 27 de febrero, la formación de cuatro helicópteros despega de nuevo rumbo a África, esta vez hacia la localidad de Nouadhibou, la segunda ciudad más importante del país de destino final después de su capital Nouanchkot. Es el tramo más largo, de unos 1.100 km y casi 4 horas de vuelo bordeando la costa africana hasta esta ciudad fronteriza con la antigua colonia española del Sáhara Occidental.

Más de 41 años después de aquel 19 de diciembre de 1975 en el que los últimos helicópteros de las FAMET abandonaron la localidad de El Aaiún en el entonces  Sáhara español tras la “Marcha Verde”, cuatro helicópteros de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra vuelven a las costas africanas del atlántico, para sobrevolar estos inhóspitos parajes, esta vez como parte de la proyección de una fuerza expedicionaria para participar en un ejercicio multinacional de apoyo a las fuerzas armadas del continente.

Quedaba el último tramo final del viaje, el más corto, desde Nouadhibou hasta la Base de despliegue en Atar, 400 km y 2 horas de viaje sobre el árido desierto del Sáhara hasta llegar al destino final, donde nos esperaban ansiosos el resto de compañeros previamente desplegados en un avión del Ejército del Aire.

Tras dos días de navegación y casi 3.000 km de distancia recorrida, los cuatro helicópteros del Ejército de Tierra llegan a su destino sin novedad, escribiendo un nuevo capítulo en la historia de las FAMET.

Fuente y fotografía: Estado Mayor de laDefensa

Fotografías:
·Prácticas de fast-rope en la pista de Atar
·Helicópteros españoles en el Sahara
·Repostando en Noadibhú
·Los cuatro helicópteros de las FAMET recorrieron más de 3.000 kilómetros

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.