Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Claves de la futura F-110: proyectiles de última generación de EXPAL

La Armada española es muy consciente de que sus nuevas fragatas F-110 deben contar con un sistema principal de artillería de alta eficacia de 127 mm, para misiones de superficie y sobre todo de apoyo a tierra, para lo que la firma EXPAL está desarrollando un sistema de espoleta de proximidad que se integrará en sus modernas municiones.

La firma EXPAL atesora casi 30 años de experiencia en el campo del desarrollo y fabricación integral de munición para artillería naval, tanto para los montajes de 3” o  76 mm, en sus variantes de montajes rápido y súper rápido y para el montaje de 5” o 127 mm, de 54 y 62 calibres de longitud de tubo, tanto en sus versiones alto explosivo o High Explosive (HE), fragmentación o Pre-Formed Fragmentation (PFF), de prácticas o Target Practice (TP) y de prácticas con trazador TP-T; además, para el montaje de 5" y contra blancos de superficie se incorporarán los tipos HE de Extended Range (ER) e iluminante.

Este amplio bagaje se traduce en que suministra sus productos de esta gama a clientes tan exigentes como son las marinas militares de Australia, Noruega, Nueva Zelanda, etc, sin olvidar obviamente a la Armada española.

El más reciente proyecto de la firma española es el de desarrollo de una espoleta multifunción para munición de 127 mm, cuyo programa de desarrollo se puso en marcha con fondos propios de EXPAL y la ayuda del Ministerio de Defensa de España. El principal interés institucional español es incorporar este diseño de última generación a la munición que utilicen las futuras fragatas de tipo F-110, objeto actualmente de uno de los más importantes Programas Especiales de Armamento (PEA), que tiene en marcha la Dirección General de Armamento y Material (DGAM).

EXPAL tiene una larga experiencia en el campo de las espoletas de proximidad. Así en la última edición del salón de defensa DSEI, celebrado en Londres este mes de septiembre, mostraba uno de sus diseños, que combina la multifuncionalidad en diferentes tipos de munición, su alta resistencia a interferencias electrónicas contrarias, y su capacidad para discriminar y destruir pequeños blancos.

Volviendo al desarrollo conjunto con la DGAM, que incorpora y mejora las características citadas, está muy próximo a ser una realidad, ya que la empresa espera tenerlo finalizado en 2018, aunque luego quedaría por delante un proceso de  pruebas y validación previo a su comercialización.

La nueva espoleta tendrá una gran resistencia ante los sistemas de contramedidas navales, capacidad para operar en un entorno electrónicamente complejo como el de los buques F-100 o F-110, capacidad para discriminar la firma radar y actuar en zonas de gran oleaje y de soportar el efecto sobre el radar denominado clutter provocado por la superficie del agua; así mismo da la posibilidad de que desde el Centro de Información y Combate (CIC) del navío que dispara el proyectil se seleccione automáticamente el sistema de detonación requerido, ya sea por proximidad, por impacto o por tiempo.

Pero aunque la nueva espoleta es el cerebro del proyectil, EXPAL también podrá suministrar a la Armada, y a los más de 20 potenciales clientes de munición naval de 127 mm, un producto integral, y orientado a las nuevas necesidades de empleo en el ámbito naval. Así además de la espoleta multifunción, el nuevo proyectil que utilizarán las F-110 podrá llevar diferentes tipos de cargas, ya descritas, además de una de tipo PFF para cubrir una  amenaza de área, como podría ser un misil antibuque o una aeronave tripulada o un RPAS. La tercera pata del producto se basa en el desarrollo de munición cargada con material explosivo insensible a accidentes, incendios, o incluso ataques a los navíos, lo que incrementa de una manera muy importante la seguridad del navío, tanto en los pañoles de almacenamiento, como durante el proceso de alimentación de la pieza. En este campo EXPAL, aliada con el Grupo EMG, está desarrollando múltiples y constantes implementaciones, basadas en las exigentes reglas de seguridad STANAG de la OTAN.

Todos los componentes que llevan los disparos para munición naval de la empresa española, espoletas, vainas, estopines y cargas de proyección son íntegramente fabricados por EXPAL, con procesos propios de diseño y fabricación, lo que asegura su perfecta integración. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: La pieza Mark 45 Mod 2 que arma un destructor norteamericano dispara  un proyectil de 127 mm. Foto: Julio Maíz/defensa.com.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.